Sólo reabrieron siete hoteles en Capital (sin fines turísticos)

Información General

Sin actividad, no resulta rentable su apertura. Son para que se hospeden quienes viajen por tratamientos médicos o trabajadores esenciales.

Sólo 7 hoteles se animaron a abrir sus puertas luego de que el Gobierno porteño autorizara, hace 8 días, su funcionamiento. Es que para la gran mayoría reabrir sin turismo en la Ciudad implica un costo difícil de afrontar.

“Sólo siete de nuestros asociados respondieron que abrirían sus puertas para esta nueva fase”, aseguraron desde la Asociación de Hoteles de Turismo (AHT).

Hoy, los hoteles que están abiertos pueden recibir a aquellas personas que viajen desde el interior para realizarse tratamientos médicos, a personas que deban viajar por cuestiones laborales o trámites que hayan quedado postergados debido a las restricciones que ocasionó la pandemia, así como pueden alojar a trabajadores esenciales.

“Abrieron menos de 10 hoteles, por más que sea un inicio, prácticamente no sirve”, sostuvieron desde la Asociación de Hoteles Restaurantes Confiterías y Cafés (AHRCC).

Todos coinciden en que ante la falta de turistas, congresos, actividades masivas, etc, abrir un hotel es mucho trabajo para que prácticamente no haya huéspedes.

Sumado a esto, la nueva normalidad obliga al sector a cumplir con un estricto protocolo. Entre sus puntos más relevantes, figuran que se digitalizará el check-in y el check-out y los pagos se realizarán de manera digital para no manipular dinero, se tomará la temperatura y se constatarán síntomas compatibles con covid-19 previo al ingreso, si un huésped presenta síntomas, el hotel tendrá que informar al personal sanitario para que intervenga y aísle a esa persona. El tapabocas es de uso obligatorio, los desayunos en el buffet quedan suspendidos, se debe mantener la distancia mínima de 1,5 metros y en caso de no cumplirse, el establecimiento deberá utilizar barreras transparentes de separación. Los amenities quedarán suspendidos y los espacios comunes permanecerán cerrados. Los ascensores deberán utilizarse de manera individual. Las adaptaciones de las instalaciones y la provisión de los elementos de cuidado deberán ser ejecutados por el establecimiento, al igual que el traslado de los empleados.

Mientras tanto, ayer se esperaba que la Cámara de Diputados comenzara a debatir en el Congreso La Ley de Sostenimiento y Reactivación Productiva de la Actividad Turística Nacional, entre otras medidas de apoyo al sector, entre las cuales figuraban extender el pago de los ATP hasta diciembre con posibilidades de que sea hasta junio de 2021. También la intención de postergar el pago de los aportes patronales y de otros impuestos, congelar las tarifas de los servicios y prever un fondo de 16 mil millones de dólares para financiar el 50% de la compra de paquetes de turismo a través del Banco Nación. Sin embargo, la sesión estaba frenada anoche dado que Juntos por el Cambio insistía en que se realizara en forma presencial y el oficialismo junto al resto de las fuerzas políticas proponía extender el protocolo de funcionamiento virtual.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario