Corte se toma más de un mes para definir la pesificación

Judiciales

Alivió ayer el máximo tribunal La Corte Suprema alivió ayer al gobierno al concederle -en los hechos-un plazo de entre 30 y 60 días para encontrar una salida al complejo problema jurídico que trajo la pesificación. Pero también el máximo tribunal benefició al país por los problemas que sumaría un nuevo cambio en las reglas de juego que abriría otra vez la discusión de todos los contratos. Para los deudores de menos de $ 100.000 para hipotecas y $ 15.000 para préstamos personales la idea es compensar a los bancos por la devaluación pero manteniendo la pesificación.

La Corte trató ayer de ganar tiempo para resolver el problema jurídico que trajo la pesificación y sus graves consecuencias para la economía si se declara la inconstitucionalidad. Por lo pronto, dará al gobierno -en los hechos-un plazo de entre uno y dos meses para adoptar una salida político-económica al decidir que se deberán sortear dos conjueces para completar los 9 miembros en condiciones de emitir una acordada al haberse excusado los jueces titulares Enrique Petracchi y Gustavo Bossert, como anticipó ayer Ambito Financiero. En cambio difirió para la semana próxima -recién ayer a la mañana ingresó el dictamen del Procurador Nicolás Becerra aceptando la competencia originaria de la Corte-la resolución sobre la demanda de Salta que reclama fondos de la Nación para comedores escolares aunque mantendrá el criterio adelantado de acceder al pedido del gobernador, Juan Carlos Romero.

Pero, además, la Corte decidió sacar de la pulseada política su resolución de la pesificación. En ese retorno a la sensatez institucional tuvo que ver el dramático cuadro de situación que le describió Roberto Lavagna a Eduardo Moliné O'Connor antes de sentar un precedente jurídico en contra de la pesificación que podría transformar en un aquelarre jurídico a todos los contratos contraídos.

De todos modos, la primera minoría de la Corte -Julio Nazareno, Guillermo López y Adolfo Vázquez, además de Moliné O'Connor-partidaria de fallar a favor de dos casos contrarios a la pesificación no cree que se pueda avanzar más allá de lo que significó el caso Smith y han resurgido las teorías de que el único marco aceptable para todos --ahorris-tas y bancos-es la de aplicar un «plan Bonex» similar al instrumentado durante la gestión de Antonio Erman González. Esto es, mantener el valor original de los depósitos en dólares, pero no obligar a las entidades financieras a desembolsar el dinero en forma inmediata salvo aquellos de extrema urgencia como ya está implementado para ancianos y enfermos de gravedad. Es más, alguno de esos jueces -a criterio personal-está consultando con economistas y consultores de primerísima línea los efectos de declarar la inconstitucionalidad de la pesificación.

• Compensación

Sin embargo, otro enfoque tienen algunos de los jueces supremos con respeto a los deudores. Para quienes tienen deudas con saldos menores a $ 100.000 pesos o préstamos personales inferiores a 15.000 pesos, el criterio jurídico sería que el gobierno compense a los bancos por la diferencia desdolarizada, pero que se mantenga esa pesificación para evitar un quiebre masivo en los sectores de menores ingresos. Para la se-mana próxima está previsto que López y otros jueces reciban a las asociaciones de deudores así como hace unas semanas atrás se entusiasmaron con Nito Artaza, el líder de los ahorristas.

En compensación, el actor elogió a la Corte y se convirtió en su principal agente de imagen al sostener que el tribunal hablaba por sus fallos -a favor de los tenedores de depósitosy no había que caer en la propaganda contraria que se hacía desde algunos medios y sectores políticos.

Para definir la situación, hubo coincidencia de todos los ministros -la moción partió de Vázquez-en
que los mismos conjueces designados para resolver los casos de Acerbo c/Banco de Chubut y Saber c/Provincia de Río Negro entiendan en el resto de las causas. Ello obedeció a la necesidad de evitar «un escándalo jurídico» si al tener distintos conjueces se registran fallos contrapuestos para resolver recursos similares. Al finalizar, la nota de color la dio Augusto Belluscio -molestó porque un desinformado le preguntó si se había reunido con Lavagna cuando es público que el inter-locutor del ministro de Economía fue Moliné O'Connor les dijo a los periodistas que debían consultar «con una adivina» para aventurar la posición de la Corte. «Yo no tengo la bola de cristal» fue la cortante respuesta de este juez.

Dejá tu comentario