24 de junio 2005 - 00:00

Pesificación: ida de Boggiano impone la doctrina Zaffaroni

Eugenio Zaffaroni
Eugenio Zaffaroni
Con Antonio Boggiano suspendido como ministro de la Corte y Augusto Belluscio a las puertas de abandonar el Tribunal, el gobierno se quedó con dos votos menos para lograr un fallo que avale la constitucionalidad de la pesificación. El éxodo de los cortesanos le permite a Eugenio Zaffaroni ganar posición e imponer su doctrina redolarizadora.

Hasta antes de que Boggiano fuera suspendido por el Senado y Belluscio presentara su renuncia por mayoría de edad, la situación de la Corte con respecto a la pesificación era la siguiente:

• Cuatro jueces (Boggiano, Belluscio, Juan Carlos Maqueda y Elena Highton) habían sostenido en el caso Bustos, la tesis de que los depósitos en dólares debían ser pesificados de acuerdo al coeficiente de actualización de 1,40 más CER. Le permite a los ahorristas recuperar 80% del valor original del depósito en dólares.

• En ese fallo, Eugenio Zaffaroni expuso la doctrina que los depósitos de hasta 70 mil dólares debían ser redolarizados y que por encima de ese monto debía aplicarse el coeficiente de 1,40 más CER. Así se respetaba en un ciento por ciento el derecho de propiedad de los que menos tienen.

• Contra la inconstitucionalidad de la pesificación, votó Carlos Fayt, mientras que el presidente de la Corte, Enrique Petracchi se excusó.

Ahora todo cambió:
con la partida del dúo Boggiano-Belluscio, sólo quedan Maqueda y Highton para defender el modelo de legalidad de la pesificación que pretende el gobierno y que, tímidamente, logró en agosto con el fallo Bustos.

Gana Zaffaroni la pulseada, porque las incorporaciones de Horacio Lorenzetti y Carmen Argibay a la Corte significan votos a favor de su tesis.

Ambos jueces ya han esgrimido su postura respaldando la pesificación como regla general, pero haciendo la salvedad de que en un próximo fallo, la Corte debe ordenar que se restituya a los ahorristas la cantidad de pesos que sean necesarios para cubrir sus depósitos en dólares que fueron pesificados.

A esta doctrina, podría adherir también Fayt, el único juez que ha venido votando contra la ilegalidad de la pesificación. Ese cambio de criterio estaría fundado en que la doctrina de Zaffaroni está a mitad de camino del pensamiento del veterano juez. Además, Fayt considera que la situación de crisis del país ha cambiado y desaparecido los riesgos de una estampida económica.

En tres años y medio, la Corteha dictado cuatro fallos sobre el fondo de la cuestión: Smith; San Luis (declarando inconstitucional la pesificación); Cabrera (rechazando los amparos de segunda generación); y Bustos (que avala parcialmente la pesificación).

El fallo Bustos, se tornó inaplicable porque no tuvo la mayoría de cinco votos que requería.
Esa grieta fue aprovechada por los tribunales inferiores que prefirieron seguir -por ser más sólidos- los fallos Smith y San Luis y continuar declarando la inconstitucionalidad de la pesificación. Sólo algunos jueces (los menos) han dispuesto como mecanismo imponer una caución por la diferencia de 1,40 más CER y el valor del dólar libre, que queda a resulta de un nuevo fallo de la Corte.

Pero la incertidumbre puede ser mayor. Los ahorristas liderados por el actor
Nito Artaza y el abogado Fabián Bergenfeld, quieren que las vacantes de Boggiano y Belluscio sean ocupadas por conjueces. Que Lorenzetti y Argibay se excusen de votar y que también sean reemplazados por conjueces. Esto porque ambos fueron recusados. Lorenzetti por anticipar opinión, cuando en un libro de su autoría dijo que la pesificación era inconstitucional (en rigor el santafesino está en condiciones de votar porque se rechazó su recusación, pero si lo hace lo amenazan con denunciarlo por prevaricato) y Argibay por tener un depósito en dólares.

Nadie sabe ahora cuando saldrá un nuevo fallo pesificador. Sólo se sabe que a medida que transcurren los meses la Corte se empantana de causas.
Hoy existen entre 25 y 30 mil expedientes esperando un sentencia sobre pesificación.

Dejá tu comentario