Escapada a San Antonio de Areco: naturaleza y tradición a una hora de Buenos Aires

Lifestyle

La ciudad, una de las más elegidas para hacer miniturismo, mezcla lo moderno con lo tradicional, ya sea aquello referido con las costumbres gauchescas como así también la difusión de un  circuito de cervezas artesanales.

San Antonio de Areco está a 113 km de la Ciudad de Buenos Aires, y es uno de los destinos más elegidos para escapadas y también pensando en unas cortas vacaciones, proponiendo naturaleza y actividades diversas para todas las edades.

areco 5.JPG

La historia la vincula con el escritor Ricardo Guiraldes y su legado se ve a cada paso; una ciudad en donde conviven en plena armonía lo moderno con lo tradicional , ya sea aquello referido con las costumbres gauchescas como así también la difusión de un circuito de cervezas artesanales.

Naturaleza y actividades deportivas al aire libre

“En la medida que la gente comenzó a salir nuevamente pudimos notar que fuimos uno de los lugares elegidos por tres razones: uno ser un destino cerca (situado a 60 km del AMBA), la segunda razón es que los espacios son generosos al aire libre que es lo que nosotros ofrecemos, como por ejemplo caminar por el pueblo , la costanera y el Parque Criollo, y la tercer razón por aquellos que se inclinen por destinos que no sean masivos, y eso se cumplió . Hoy desde la Dirección de Turismo brindamos información que orientan en forma permanente a los visitantes acerca de las actividades que puedan realizar y tambien sobre experiencias gastronómicas que quieran descubrir. Somos una pequeña ciudad y un pueblo grande al que le gusta mucho recibir a los visitantes” señala Francisco Ratto, intendente de San Antonio de Areco.

Actividades para todas las edades

La Dirección de Turismo informa en redes las actividades que van confirmándose en el calendario sean de índole cultural o turística, como clases de baile o visita a los talleres que realizan artesanías en plata. En un radio de 200 metros en la Ciudad, se pueden visitar a los artesanos que en ocasiones abren sus talleres al público visitante.

areco3.jpg

Ecoturismo es la propuesta que desde la agencia Miralejos brindan con caminatas, recorridos en bicicletas con distintos niveles de dificultad en donde la consigna principal es conectar con la naturaleza del campo en combinación con el río. El alquiler de bicicletas hasta 3 horas cuesta $300.

En la costanera, a metros del Puente Viejo se encuentra El Pique Areco es un parque con juegos aéreos para niños ( de 4 a 12 años) que nuclea actividades con destreza en redes, con 9 puentes colgantes en donde sujetado de arneses, los niños van superando las diferentes etapas. La entrada tiene un valor de $ 700. Y no es necesario reserva previa.

Verónica, una pionera realizando tours guiados recomienda realizar el City tour caminando por las calles empedradas, visita al Puente Viejo, la Iglesia San Antonio de Padua, recorrer el Parque Criollo, el Museo Guiraldes y la reserva Natural.

Donde dormir

“Desde hace 20 años que estamos en hotelería, y este lugar es nuestra casa de fin de semana como la de los turistas que nos visitan. El turista que viene a San Antonio de Areco viene por la tradición, la historia y el descanso, que es lo que nosotros les ofrecemos con todos nuestros servicios“, cuenta Lautaro Sforzini del Hotel San Carlos, ubicado en el centro de la Ciudad. La tarifa que incluye desayuno y todos los servicios del Hotel ronda a partir de los 9.900 pesos la habitación doble por noche en la categoría standard.

areco 7.JPG

Si la idea es vivir una experiencia en una estancia, La Cinacina es una opción integral, con la particularidad de situarse casi en la Ciudad a metros del centro y con alternativas no solamente por el hospedaje, sino también actividades como paseos a caballo, día de pileta en temporada de verano y poder comer en el restaurant de la estancia. La estadía de una noche en habitación doble incluyendo el desayuno campestre tiene un valor desde $ 18.876.

Alfajores y chocolates

La Olla de Cobre ya es un clásico para quienes visitan Areco, una chocolatería artesanal con elaboración a la vista, cuyos alfajores y chocolates trascendieron los límites de la ciudad natal para transformarse en un ícono al momento de llevar un recuerdo de regreso a casa. El matrimonio Gabba comenzó con el emprendimiento hace 40 años pensando en ese recuerdo que todo turista quiere llevar consigo, objetivo ampliamente superado.

Dejá tu comentario