10 de junio 2024 - 08:00

La increíble mansión de casi 100 años de Mendoza que ahora funciona como alojamiento

El Château d’Ancón, construido en 1933 por la familia Bombal con materiales traídos de Europa, está en el valle de Uco y ahora funciona como alojamiento para personas.

Cuál es la mansión en Mendoza que volvió a hospedar huépedes

Cuál es la mansión en Mendoza que volvió a hospedar huépedes

Todavía hay sitios que se mantienen envueltos en un gran misterio, casi como una leyenda, con años de historia y dueños reconocidos socialmente. Como el Château d’Ancón, una casona con casi un siglo sobre sus espaldas, que fue y es un ícono en la región del valle de Uco, una de las zonas más prósperas de Mendoza. La vivienda de estilo ecléctico, con reminiscencias neo-coloniales californianas y francesas de la tradicional familia Bombal, rodeada de viñas y custodiada por el Cordón del Plata, abrió recientemente sus puertas para recibir huéspedes y mostrar sus secretos.

El castillo de 2500m2 tiene 15 habitaciones, pero solo cinco se reacondicionaron para recibir huéspedes como hotel cinco estrellas, que acceden a una propuesta gastronómica de autor y pueden disfrutar de paseos entre bosques de nogales, vides, castaños, cerezos, caballos y ganado Aberdeen Angus.

mansion

La historia del Château d’Ancón, la increíble mansión construída en el Valle de Uco

La mansión fue construida en 1933 por Domingo Lucas Bombal, perteneciente a una poderosa familia local, con materiales y mobiliario traídos especialmente de Francia, Italia y Portugal para recrear la aristocracia europea en su casa de verano. Domingo llegó a Inglaterra de chico, estudió en Eton y en Cambridge y luego residió muchos años en París. Su madre, Lucila, que enviudó muy joven, una reconocida dama mendocina comprometida con brindar ayuda social, donó tierras para crear varias escuelas en la provincia y comenzó con el negocio vitivinícola en la familia, que su heredero continuó en la estancia de 2300 hectáreas donde se levantó la casa.

Cómo alojarse en el Château d’Ancón

La nueva propuesta de alojamiento incluye pensión completa y la posibilidad de realizar cabalgatas, travesías en 4x4 por los viñedos, caminatas por la estancia, que está en plena producción, y degustaciones de vinos en la bodega.

En Ancón, los cultivos de la huerta, que luego llegan a la gran mesa que comparten los huéspedes con Jorge, se rigen por criterios de la biodinamia, que sigue el ciclo lunar. Los lácteos de producción propia, como el dulce de leche y el yogur que sirven en el desayuno, las frutas, las flores y hierbas aromáticas orgánicas son protagonistas. La cocina está a cargo del chef Hernán Simesen.

Además, en agosto planean sumar una nueva propuesta gastronómica con la inauguración del restaurante que se llamará El Granero, también en la estancia.

Dejá tu comentario

Te puede interesar