Economía

Luego de siete años, el primer bimestre cerró con superávit primario

Las cuentas públicas de febrero mostraron un resultado positivo de $6.726 millones. Así, los dos primeros meses cerraron con un superávit de $ 23.384 millones.

El primer bimestre del año cerró con un superávit primario de $ 23.384 millones tras conocerse que las cuentas públicas de febrero mostraron un resultado positivo de $6.726 millones. De esta manera se alcanzó el primer superávit para el mes desde 2012. Aunque podría revertirse en los próximos meses según los privados.

Según informó hacienda los ingresos totales de febrero aumentaron 48% con respecto al mismo mes del año pasado y los gastos crecieron 29%, con lo cual es el vigésimo mes consecutivo en el que los ingresos totales crecen por encima de los gastos primarios.

"El primer bimestre del año cerró con superávit fiscal primario, algo que no ocurría desde 2012", señaló el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, a través de su cuenta en la red social Twitter.

En este sentido, Dujovne aclaró que "febrero registró un superávit primario de $ 6.726 millones; asumimos con el Congreso el compromiso de logar el equilibrio presupuestario y estamos cumpliendo con ello".

De esta manera, el Gobierno continúa mejorando los resultados del frente fiscal y es la primera vez en siete años que el sector público no financiero comienza el año exhibiendo dos meses consecutivos de superávit primario. "Este resultado marca un paso importante hacia el cumplimiento de la meta para el primer trimestre, proyectada en $6.000 millones, y para la continuidad del programa de convergencia fiscal", destacaron fuentes del Ministerio de Hacienda.

En el acumulado anual se registra un superávit fiscal primario de $ 23.384 millones (0,1% del PBI), mientras que en el primer bimestre de 2018 se registraba un déficit de $ 16.299 millones (0,1% del PBI). La mejora en el resultado primario observada en el arranque de 2019 ratifica que la mayor parte del esfuerzo fiscal proviene de la contención de los gastos.

Entonces, en febrero los gastos primarios ascendieron a $ 249.863 millones, lo que significa un aumento de 29% en términos nominales y una caída de 15% en términos reales respecto de febrero de 2018. Los ingresos totales del mes, por su parte, ascendieron a $ 256.589 millones, un aumento de 48%.

En lo que respecta al resultado financiero -que incluye el pago de los intereses de la deuda pública-, se registró un déficit de $ 4.906 millones, lo que significa una reducción de 82,3% respecto de febrero de 2018.

Para el acumulado anual, el déficit financiero fue de $ 64.944 (0,3% del PBI), mientras que en igual período de 2018 había sido de $ 53.627 millones (0,4% del PBI).

La evolución de las cuentas fiscales durante los meses de enero y febrero se encuentran en línea con los resultados del año pasado, que si bien cerraron con un rojo de $ 338.987 millones (2,4% del PBI) terminó siendo un número inferior al objetivo inicial de 2,7%.

Pese a este buen arranque según un informe de Ecolatina asegura que “el resultado anual no persistiría en terreno positivo, pese a lo observado en los primeros dos meses del año”. Al tiempo que recomienda obtener buenos resultados en los primeros meses en pos de generar un “colchón” para los meses de mayores gastos.

Además advierte que de no haber una pronta reactivación de la demanda o un boom exportador, los ingresos fiscales continuarán cayendo en términos reales.

“Pese al buen comienzo de año, las perspectivas no son tan optimistas de cara a los próximos meses. En este marco, proyectamos que el resultado primario arrojaría un déficit cercano a 0,5% del PBI en 2019. Sin embargo, este no será un impedimento para obtener los desembolsos del FMI”, concluye.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario