Edición Impresa

Macri, en corte de cintas, renovó ofensiva de campaña

El Presidente participó de la apertura de la obra más importante de la Ciudad de Buenos Aires y aludió a los manejos de la obra pública del gobierno anterior, marcando el tono que tendrá la puja electoral.

Mauricio Macri redobló la envestida de campaña en momentos en que el Gobierno debe salir a ratificar cada día que él es el candidato a Presidente y mientras se da inicio al primer juicio oral contra Cristina de Kirchner en el caso de la obra pública conocido como “Vialidad”.

Así, ayer al inaugurar el Paseo del Bajo (ver nota pag. 23) junto a María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta hasta tuvo un gesto para graficar su discurso. Macri se agachó, tocó el piso y señaló que “esta es una obra de verdad, no es relato”.

Explicó Macri que esta obra comenzó a planificarse hace 57 años, cuando “yo todavía no iba al jardín, Horacio no había nacido, menos María Eugenia y casi todos los que están acá” y se preguntó: “¿A dónde fue a parar el dinero de los argentinos durante tantas décadas?”.

Dijo el Presidente que “lo importante hoy es que estamos acá, que pudimos comprobar que podíamos, que podemos aspirar, trabajando juntos, a generar soluciones que nos ayuden a vivir mejor”. De esa manera Macri además dejó en claro que el discurso de campaña apuntará a polarizar el debate electoral con duras críticas a la gestión del kirchnerismo.

Trampa

“Lo logramos porque dijimos ‘basta’, basta de obras que empiezan y nunca terminan, basta la mentira, basta la trampa, basta la corrupción”, siguió Macri y repitió que los argentinos “decidimos apostar al trabajo, terminar con que los recursos de los argentinos terminen en manos de unos vivos que vuelan con bolsos por el aire”.

“Una obra como esta es más importante que miles de discursos, que millones de palabras, que todas las teorías que podamos tener porque esto es real, esto es progreso real, esto le empieza a cambiar un poquitito la vida a cientos de miles de personas todos los días”, insistió el Presidente.

“Decidimos terminar con todo eso, con la patota y con la mentira. ¿Y qué obtuvimos? Esto, que no es relato, porque este pavimento es real, está bien hecho y va a durar muchísimos años sin siquiera tener que mantenerlo”, aseguró el Presidente.

Durante el acto también estuvieron los ministros de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, y de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad, Franco Moccia, y el vicejefe porteño, Diego Santilli.

Bondades

Al mencionar las bondades de la megaobra del bajo porteño, Macri señaló que “nunca debimos resignarnos y nunca nos vamos a resignar, porque los argentinos podemos, sabemos cómo. Claro que cuesta, todas las cosas cuestan, pero hay que hacerlas, aunque no se vean”.

A su turno, el jefe de Gobierno señaló que el Paseo del Bajo es “trabajo argentino” y demuestra que “cuando hacemos las cosas bien, como nunca antes, podemos hacer obras de primer nivel mundial”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario