Edición Impresa

Mercado cronometró al BCRA con las Leliq

Ahora privilegia monto exacto. En dos días liberó $80.000 millones y se despertó el dólar.

El mercado reaccionó a lo que cree que es un cambio de política del Banco Central respecto de las Letras de Liquidez (Leliq). Parecen haberle tomado el tiempo y algunos operadores se anticiparon con una inesperada demanda de dólares en el mercado mayorista.

La clave estaría en que a partir de esta semana, la autoridad monetaria está anunciando un monto de Letras a licitar, y a la hora de cerrar la subasta termina adjudicando esa cifra. Ni más, ni menos.

Ayer se anunció una licitación de $150.000 millones. Fue la cifra adjudicada. Frente a los vencimientos del día, se intuía que colocando ese monto quedarían liberados $48.284 millones. Más los intereses, ya que el Central informa los montos de capital solamente.

El lunes fueron $140.000 millones y se adjudicó esa misma cifra, con lo cual la liberación de fondos fue de $30.307 millones.

Si se confirma el cambio de política del Central, privilegiando cantidad en lugar de precios, se podría anticipar con precisión, un par de horas antes del cierre de los mercados, lo que será finalmente la expansión o contracción monetaria resultante. Entre lunes y martes el BCRA liberó casi $80.000 millones, que se sumarán a la liquidez de plaza.

El cronograma de vencimientos de Leliq indica que hoy miércoles vencen $155.727 millones y los operadores estarán atentos al número que fije el BCRA en el llamado a la subasta del día.

El BCRA redujo en stock de Leliqs del pico de $851.000 millones que había alcanzado al promediar enero, a $736.000 millones. Un recorte de 13,5% en el stock. En el mercado se preguntan si esto podría ser el comienzo de un proceso de desarme de lo que algunos califican como una nueva bomba de tiempo, como la que se había formado con las Lebac y a cuyo desarme se adjudica, en parte, la responsabilidad por la disparada del dólar desde abril de 2018.

El otro dato importante que surgió de la licitación de ayer fue la fuerte baja de la tasa de interés, que quedó en menos de 56%. La tasa máxima fue de 55,949%, mientras que el promedio de corte se ubicó en 55,639%. Y la tasa mínima, en 54,978%. Casi 70 puntos básicos de compresión en el día. El call entre bancos se ajustó en consecuencia a 50% anual.

La baja de tasas y la fuerte expansión monetaria disparó la demanda de dólares en todos los circuitos. El mayorista trepó 55 centavos para cerrar a $37,70. La suba diaria fue de 1,5%, pero no fue suficiente para que la cotización volviera a meterse dentro de los límites de la zona de no intervención ($37,81). El billete Banco Nación cerró en $38,60 por unidad.

El cronograma para los próximos días muestra vencimientos de $141.801 millones para el último día del mes; de $148.977 millones para el viernes 1 y de $140.000 millones para el lunes 4 de febrero. Operadores, analistas y estrategas atentos a lo que anuncie cada día el BCRA.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario