Edición Impresa

Moneta compró las radios de CIE

El ex banquero Raúl Moneta se asoció con Matías Garfunkel, uno de los dueños de Motorola BGH, para comprar todos los activos radiales del mexicano grupo CIE. La operación se concretó ayer, tras largas negociaciones en las que hasta último momento este grupo de emisoras estuvo a punto de quedar bajo la órbita «K»: el otro grupo interesado era el cordobés Electroingeniería, que ya es dueño de Radio del Plata (otra ex CIE) y que perdió por menos de dos millones de dólares.

El mercado valuó las radios traspasadas en cerca de u$s 28 millones; el paquete comprende a las FM Blue, Rock & Pop, Metro, San Isidro Labrador, la Metro y la Rock & Pop de Mar del Plata y la AM Splendid, más una veintena de repetidoras en el interior de esas emisoras. Moneta integrará al nuevo grupo de medios a sus activos periodísticos: la AM Belgrano, y las publicaciones El Federal, Infocampo, Bacanal, Infocampo TV (que se emite por Canal 9) y Dinámica Rural. De este nuevo multimedio Moneta y Garfunkel tendrán un 50% cada uno; por ahora no trascendió cuál será el aporte en efectivo de Garfunkel para ingresar como socio igualitario de Moneta.

El que fuera dueño del Banco República renueva, y con las mismas letras (sólo que en otro orden) al campo de los multimedios: en la década del 90 conformó el CEI junto con el Citibank y el fondo Hicks, Muse, Tate & Furst, que supo ser accionista mayoritario en CableVisión y en Torneos y Competencias. Ese grupo se disolvió, Moneta y el Citi dejaron el negocio de los medios, Tom Hicks se fue desprendiendo de sus negocios en la Argentina (ahora volvió, pero como desarrollador inmobiliario) y los grupos Liberty y Clarín se fueron quedando con esas empresas.

Ambiciones

Por su parte el CIE llegó a la Argentina con ambiciones de convertirse en un «player» importante en el negocio de los medios, y arrancó comprándole la Rock & Pop al empresario Daniel Grinbank, una relación siempre tormentosa que terminó con acusaciones cruzadas que llegaron a involucrar el blanqueo de dinero.

Así, la realidad probó ser más dura de lo pensado para los mexicanos. Por eso -tras ser dueños del zoológico porteño y del teatro Opera-, comenzaron a desandar el camino de las inversiones; la primera que vendieron fue Radio del Plata, comprada por Marcelo Tinelli y luego revendida a Electroingeniería, su actual dueña.

La siguiente venta fue la de América AM y la FM Aspen, que pasaron a manos del empresario Sergio Spolski, que también edita publicaciones cercanas al Gobierno como El Argentino y Veintitrés. La salida de CIE de la Argentina se completa con la venta de todas las radios que le quedaban.

Quizás no de manera casual, buena parte de la grilla de Metro y de Blue se vació de conductores al terminar el año; sin embargo, trascendió en el mercado que Marcelo Ripoll, que ejerce la dirección general del grupo de radios de CIE desde que el grupo mexicano las compró, continuará en el cargo. La conducción del multimedio, en cambio, quedaría en manos de un directorio en el que Moneta y Garfunkel compartirán responsabilidades y decisiones con un grupo de ejecutivos que designarán en igual número y por consenso.

Como parte de su decisión de irse de la Argentina, CIE ya le busca comprador al zoo porteño; sin embargo, de no renovar el Gobierno de Mauricio Macri la concesión que vence el año que viene, no habrá nada que vender.

CIE ya se había desprendido del Opera, de la empresa vinculada a Rock & Pop que organizaba recitales y festivales de música electrónica, y de las comercializadoras de entradas Ticketek y Ticketmaster.

Sergio Dattilo

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario