Bolsonaro superó el cuadro crítico y evitó una nueva intervención

Mundo

Brasilia - El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, superó la obstrucción intestinal por la que debió ser internado en San Pablo y no necesita someterse a una cirugía, informó ayer el hospital, que por el momento no tiene prevista una fecha para darle de alta.

“El cuadro de suboclusión intestinal” del mandatario “se revirtió, por lo que no se indica cirugía”, informó el Hospital Vila Nova Star en un boletín. “La evolución clínica y laboratorial del paciente sigue siendo satisfactoria y hoy iniciará una dieta líquida. Todavía no está previsto que reciba el alta”, añadió el parte médico.

Bolsonaro, de 66 años, que recibió una puñalada en el abdomen durante la campaña presidencial de 2018, ingresó en el hospital la madrugada del lunes tras presentar un malestar abdominal durante sus vacaciones en Santa Catarina (sur).

Tras ser hospitalizado, publicó una foto en la que aparecía con una sonda en la nariz y dijo que le estaban realizando exámenes “para una posible cirugía”.

El cirujano Antonio Luiz Macedo, que trata a Bolsonaro y lo ha operado en otras ocasiones, interrumpió sus vacaciones en el extranjero y volvió a Brasil la madrugada del martes para examinarlo.

Una foto publicada en la cuenta de Tik Tok de Bolsonaro muestra a Macedo practicándole una palpación abdominal. En otra, colgada por su esposa Michelle en las redes sociales, el presidente aparece caminando en un pasillo del hospital, con la sonda gástrica y una perfusión intravenosa.

Presencia

El mandatario también tuiteó respecto a la aprobación de una norma fiscal para la importación de material científico, una forma de mostrar que sigue al frente del gobierno pese a su hospitalización.

Bolsonaro, en el poder desde 2019, ya fue ingresado a mediados de julio para ser tratado por una obstrucción intestinal. En esa ocasión, permaneció cuatro días en el hospital y tampoco precisó ser operado.

Debido al ataque, el gobernante ultraderechista pasó por al menos cuatro cirugías, entre ellas la colocación y posterior retirada de una bolsa de colostomía, que lo volvieron más proclive a sufrir trastornos intestinales.

Dejá tu comentario