Presionado por Bolsonaro, a un mes de asumir renunció el ministro de Salud brasileño

Mundo

Habría recibido presiones del presidente Jair Bolsonaro para legalizar el remedio cloroquina en la lucha contra el Covid-19.

El ministro de Salud de Brasil, Nelson Teich, presentó su renuncia al cargo a menos de un mes de haber asumido, en medio de presiones del presidente Jair Bolsonaro para legalizar el acceso del remedio cloroquina, para lupus y malaria, para el combate del nuevo coronavirus, se informó oficialmente en un comunicado.

Teich asumió el 17 de abril luego de haber reemplazado al expulsado Luiz Henrique Mandetta.

Médico y empresario del sistema privado, días atrás había quedado en evidencia su exclusión en la toma de decisiones sanitarias, después de que se supiera que no había sido consultado por Bolsonaro antes de definir por decreto la reapertura de gimnasios y peluquerías, una medida ya rechazada por muchos gobernadores.

"¿Ese decreto salió hoy? No tuvimos nada que ver, es algo del presidente", respondió Teich ante la consulta periodística sobre cuál era su opinión acerca de la medida, mientras que en ese mismo momento Bolsonaro declaraba en la residencia presidencial que "el ejercicio es salud y la higiene es salud", al defender a los gimnasios y peluquerías como actividades esenciales.

El decreto de Bolsonaro, que define como servicios esenciales a los gimnasios, barberías y salones de belleza fue rechazado por gobernadores e intendentes que mantienen medidas restrictivas o bloqueos totales para evitar la proliferación de contagios, reforzados por la decisión de la Corte Suprema que les dio la potestad de no aplicar las medidas federales.

Teich, sin experiencia en el sector público, comenzó a ser tildado de "comunista" por los bolsonaristas en las redes sociales porque evitó alinearse con el presidente en recomendar la cloroquina, remedio para la malaria y el lupus, como fundamental para combatir la enfermedad porque no existen aún pruebas concretas científicas.

Los casos de coronavirus en Brasil ya han superado a los de Alemania y de Francia, con más de 200.000 infectados confirmados hasta el jueves.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario