Cede también el desempleo

Mundo

Rio de Janeiro (EFE, ANSA) - Quebrando la tendencia ascendente que venía mostrando desde diciembre, el desempleo en Brasil cayó en julio por primera vez durante el gobierno de Luiz Inácio Lula Da Silva, llegando a 12,8% de la población activa, 0,2 de punto por debajo del registro del mes anterior.

El desempleo venía creciendo desde diciembre, cuando era de 10,5%, dijo el oficial Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE). El registro de junio había sido el más elevado en dos años. De acuerdo con el organismo oficial, cerca de 2,7 millones de trabajadores estaban buscando empleo el mes pasado en las seis mayores regiones metropolitanas de Brasil. El número de personas ocupadas aumentó de cerca de 17,6 millones en julio de 2002 a unos 18,3 millones el mes pasado.

A pesar de la buena noticia, que se espera se repetirá en los meses venideros de la mano de la vuelta del crecimiento económico, el ingreso promedio de los trabajadores volvió a caer y alcanzó su nivel más bajo desde que el IBGE comenzó este tipo de relevamientos, en agosto de 2001. Según este instituto, los brasileños con trabajo recibieron en julio, en promedio, 278 dólares mensuales, 16,4% menos que en julio del año pasado. En la comparación con junio hubo una caída de 1,7 por ciento.

Desde que el socialista
Luiz Inácio Lula Da Silva asumió la presidencia brasileña en enero pasado, el desempleo ha aumentado en 1,6 punto porcentual. Esto se dio por la aplicación de un fuerte plan de ajuste, necesario para reducir una inflación que comenzaba a ser preocupante. De acuerdo con datos del IBGE, el desempleo pasó de 11,2% en enero, cuando 2,3 millones de trabajadores estaban sin empleo en las seis mayores ciudades del país, a 12,8% en julio, cuando afectó a unos 2,7 millones.

El índice oficial de desempleo mide el número de personas que buscó trabajo en las seis mayores ciudades del país (San Pablo, Rio de Janeiro, Belo Horizonte, Porto Alegre, Salvador y Recife) en los últimos 30 días, pero no computa como desocupados a los empleados informales ni a quienes se cansaron de perseguir una oportunidad de trabajo.

Dejá tu comentario