Guerra en Ucrania: al menos 3000 personas murieron por no acceder a tratamientos contra el cáncer

Mundo

Así lo informó la Organización Mundial de la Salud. Su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, se encuentra en Kiev.

Al menos 3000 personas murieron desde el comienzo de la invasión rusa, el pasado 24 de febrero, debido a la falta de acceso a tratamientos para enfermedades crónicas, como el sida o el cáncer. Estas son las cifras publicadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) justo cuando el director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, se encuentra en Kiev tras pasar un par de días en el país.

Durante su viaje a Ucrania, el jefe de la OMS también constató 200 ataques a instalaciones sanitarias desde el inicio del conflicto, y según el ministro de Sanidad ucraniano, Viktor Liashko, al menos 10 médicos perdieron la vida y otros 40 resultaron heridos. De este modo, la guerra está matando gente, no solo en el campo de batalla o bajo las bombas en Ucrania.

Según el jefe de la Oficina Regional Europea de la OMS, Hans Kluge, todo esto también impidió que los pacientes crónicos busquen tratamiento, provocando así otras "3.000 muertes prematuras evitables". Desde el 24 de febrero, "la OMS proporcionó suministros para traumatismos y emergencias para utilizar en más de 15.000 cirugías, medicamentos y equipos para 650.000 personas".

"También hemos entregado 15 generadores diésel para suministrar electricidad a hospitales y centros de salud, algunos de ellos en áreas liberadas en la región de Kiev", más cuatro centros de salud en el oeste de Ucrania, anunció el mismo director general desde Kiev hace unos días, antes de emprender su viaje por el resto del país. "El tiempo que pasé aquí me impactó mucho", admitió el número uno de la OMS a su regreso a la capital, quien dijo estar "profundamente conmovido" por lo que "vio y escuchó".

tedros oms.jpg

"Hay una medicina, sin embargo, que la OMS no puede proporcionar y que Ucrania necesita más que ninguna otra. Y esa es la paz", declaró Tedros, reconociendo a Ucrania, a pesar de la devastación, "una extraordinaria capacidad de recuperación", y pidiendo "a la Federación rusa de detener esta guerra". "Mi mensaje para todo el pueblo ucraniano -concluyó- es que la OMS está con ustedes".

La semana pasada, responsables de la OMS dijeron que estaban reuniendo pruebas para una posible investigación de crímenes de guerra sobre los ataques que dice haber documentado por parte de Rusia. Moscú niega las acusaciones de Ucrania y de los países occidentales sobre posibles crímenes de guerra y también ha negado haber atacado a civiles en la guerra.

El gobierno del presidente, Vladimir Putin, califica sus acciones desde el 24 de febrero como una "operación militar especial" para desarmar a Ucrania y librarla de lo que denomina nacionalismo antirruso fomentado por Occidente.

Sin embargo, Ucrania y Occidente dicen que Rusia lanzó una guerra de agresión no provocada.

Dejá tu comentario