Japón también aplica restricciones por la nueva variante de Covid-19

Mundo

La OMS convocó a una reunión de emergencia para discutir las medidas a tomar, y decisiones similares de otros países.

Japón se une al resto de países occidentales y restringe la entrada a viajeros de Sudáfrica y otras cinco naciones tras el descubrimiento de la nueva variante del coronavirus, considerada altamente contagiosa.

Los pasajeros en vuelos que lleguen desde Botswana, Suazilandia, Lesotho, Namibia, Zimbabwe, así como Sudáfrica, serán sometidos a 10 días de cuarentena en instalaciones seleccionadas, dijo el jefe de gabinete, Hirokazu Matsuno, en una conferencia de prensa.

Las medidas entrarán en vigor de inmediato, y seguirán la suspensión de vuelos de los seis países decidida por Gran Bretaña, además de las advertencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los diez días de confinamiento solitario en Japón, durante los cuales las personas serán sometidas a tres controles, serán seguidos por otros 4 días de confinamiento solitario en su hogar.

A diferencia de Europa y Estados Unidos, en el último mes, Japón ha registrado un descenso progresivo de los casos de contagio por Covid-19, con una media semanal que se mantiene cercana a las 100 positividades diarias, frente a los 25.000 contagios de agosto, durante los Juegos Olímpicos.

Según una investigación reciente del Instituto Nacional de Genética de Tokio, la variante Delta se habría auto-extinguido en el país después de que varias mutaciones del virus hicieran que no pudiera replicarse.

El estudio recientemente concluido, realizado por el médico especialista Ituro Inoue, el virus ha acumulado demasiadas mutaciones en una de sus proteínas y ya no puede transmitirse de un humano a otro.

Hasta ahora, Japón ha inmunizado al 76,8% de su población de unos 126 millones de habitantes contra el coronavirus, el nivel más alto entre las naciones del G7.

El nuevo alarma mundial parte de una nueva variante, potencialmente más contagiosa y con múltiples mutaciones, que fue detectada en Sudáfrica, que enfrenta una nueva ola pandémica.

La variante llamada B.1.1.529 tiene un número extremadamente elevado de mutaciones y ostenta un potencial muy alto de propagación.

Las mutaciones del virus inicial pueden volverlo más contagioso hasta convertirlo en dominante. Fue el caso con la variante delta, descubierta inicialmente en India y que, según la OMS, redujo al 40% la eficacia de las vacunas contra la transmisión de la enfermedad.

Por ahora, los científicos sudafricanos desconocen si las vacunas existentes son eficaces contra esta nueva forma del virus.

Dejá tu comentario