El coronavirus causó un desplome histórico de la economía en España

Mundo

Cayó 5,2% en el primer trimestre del año como consecuencia de la pandemia. El gasto público subió a su mayor ritmo en 12 años.

La economía de España acusó el impacto de la crisis del coronavirus y retrocedió un 5,2% en el primer trimestre, su mayor desplome trimestral registrado en la serie histórica del Instituto Nacional de Estadística (INE), que arrancó en 1970. Hasta ahora, la mayor caída trimestral del Producto Bruto Interno (PBI) era la del primer trimestre de 2009 (-2,6%).

Con esos datos, España se asoma a la recesión, ya que se da por hecho una contracción del PBI en el segundo trimestre, mayor a la del primero, debido a que el periodo abril-junio se vio afectado por la paralización de numerosas actividades económicas como consecuencia de la declaración del estado de alarma por el coronavirus.

En tasa interanual, el PBI del primer trimestre se contrajo un 4,1%, frente al repunte del 1,8% del trimestre anterior. Se trata del mayor retroceso desde el segundo trimestre de 2009, cuando la economía española se desplomó un 4,4% interanual. No se registraban datos negativos de esta índole desde finales de 2013, informó la agencia Europa Press.

https://twitter.com/es_INE/status/1277859602382696449

El consumo de los hogares y las instituciones sin fines de lucro fue el más afectado, con una caída de 3,3 puntos, seguido de la inversión (-1,1 puntos). Esta evolución se vio compensada, en parte, por una aportación positiva, de 0,7 puntos, del gasto público.

Los datos trimestrales del INE muestran un hundimiento del consumo de los hogares del 6,6%, su mayor descenso de la serie histórica en España. Por el contrario, el gasto público pisó el acelerador entre enero y marzo y creció un 1,8%, su mayor alza en doce años, concretamente desde el primer trimestre de 2008.

La inversión, por su lado, registró en el primer trimestre su mayor caída en once años (desde el segundo trimestre de 2009), al retroceder entre enero y marzo un 5,7%.

El INE señaló que la situación provocada por el coronavirus hace que ciertas variables, como las horas efectivamente trabajadas, sean más relevantes en los momentos actuales a la hora de medir la evolución del empleo. "Se considera que esta variable, frente a los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, es la que refleja de manera más clara los efectos inducidos en el empleo por el brote de Covid-19 y las sucesivas medidas adoptadas", apuntó.

El empleo de la economía, en términos de horas trabajadas, cayó en el primer trimestre un 5% respecto al trimestre anterior. Esta tasa es de menor magnitud que la de los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo (del -1,9%, lo que supone 2,8 puntos menos que en el cuarto trimestre) debido a la reducción que se observa en las jornadas medias a tiempo completo (-3,1%).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario