Fox va al Congreso y temen hoy violencia de izquierda

Mundo

México DF (EFE, AFP, Reuters, ANSA) - El presidente mexicano, Vicente Fox, presentará hoy su sexto y último informe de gobierno ante el Congreso y la atención está centrada en las anunciadas protestas de izquierdistas, que alegan fraude en los comicios presidenciales de julio, más que en el mensaje mismo del mandatario.

Legisladores del Partido de la Revolución Democrática (PRD), del candidato Andrés Manuel López Obrador que lleva semanas encabezando protestas, aseguraron que le harán la vida imposible a Fox cuando acuda hoy al Congreso, aunque no han dado detalles.

«El 1 de setiembre, el presidente de la República va a conocer de qué madera están hechos los legisladores del frente democrático que hemos conformado», dijo esta semana el coordinador de los senadores del PRD, Carlos Navarrete.

Los simpatizantes del izquierdista que perdió los comicios frente al candidato oficialista Felipe Calderón por apenas 0,57 de punto porcentual preparan además protestas y manifestaciones en los alrededores del Congreso.

Debido a ello, el Palacio Legislativo de San Lázaro, la sede de la Cámara de Diputados, donde se celebrará el acto, se convirtió ayer en un búnker infranqueable, protegido por cientos de agentes federales y reforzado con vallas metálicas y más efectivos. Ante posibles enfrentamientos entre manifestantes y policías, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal enviará a decenas de observadores al Congreso.

Asimismo, sumó tensión que el grupo guerrillero Ejército Popular Revolucionario (EPR) amenazara con alzarse en armas si Fox reprime los movimientos de protesta de la izquierda.

Varios diarios colocaron ayer en primera plana noticias relativas al informe de Fox. El periódico «Reforma» tituló: «Amenaza caos en el informe», mientras que «La Prensa» encabezó su nota principal con la palabra «Morbo», haciendo referencia a lo que podría ocurrir con las protestas.

López Obrador, que lidera desde hace más de un mes campamentos en el Zócalo, la principal plaza, y en 10 kilómetros de una de las principales avenidas de la Ciudad de México, dijo que no aceptará su derrota y propuso a sus seguidores que lo nombren «presidente legítimo» o «jefe de resistencia civil».

  • Proclamación

    Según analistas, el máximo tribunal electoral, que desechó la mayoría de las impugnaciones presentadas por la izquierda, se encamina a declarar presidente electo a Calderón. Fox siempre ha tenido una relación tensa con el Congreso, que no le aprobó ninguna de las reformas clave que propuso en casi seis años. En algunos de sus informes, legisladores opositores lo interrumpieron con gritos y en 2004 hasta le dieron la espalda.

    Los nuevos legisladores, 128 en el Senado y 500 en la Cámara de Diputados, iniciarán sesiones hoy. El PRD saltó de tercera a segunda fuerza en el Parlamento y ha prometido hacerle la vida difícil también a Calderón.

    Sobre la posibilidad de que los funcionarios perredistas tomen la tribuna del Congreso para impedir que Fox dirija su mensaje, como lo sugirieron observadores, Gerardo Fernández, portavoz del PRD, dijo: «No está descartada ninguna medida».

    «Hay muchas maneras de recibir a un traidor a la democracia», dijo Fernández en referencia a Fox, a quien la izquierda acusa de haber apoyado ilegalmente desde el gobierno la candidatura presidencial de Calderón.

    Diputados del opositor PRI, que ahora es la tercera fuerza en el Congreso, sugirieron a Fox no pronunciar su discurso. Pese a las advertencias, el mandatario dijo que irá al Congreso aunque la ley no lo obliga a dar personalmente su mensaje ante los legisladores y podría presentarlo por escrito.
  • Dejá tu comentario