Funcionario: Kelly predijo que sería hallado muerto

Mundo

El científico David Kelly anunció a un amigo, meses antes de su supuesto suicidio, que "sería encontrado muerto en un bosque" si Irak era invadido.

La información fue proporcionada por un funcionario del Ministerio de Exteriores británico, David Broucher, que declaró hoy ante el juez Hutton, quien lleva adelante la investigación sobre la muerte del científico, hallado el 17 de julio con las venas cortadas en un bosque de Oxfordshire.

Kelly fue la fuente que la BBC de Londres tuvo para afirmar que el gobierno británico manipuló informes sobre Irak para justificar la guerra que lanzó contra ese país junto a Estados Unidos, sin aval de la ONU.

Broucher dijo que se había encontrado con Kelly en febrero en Ginebra y que en esa ocasión el científico, que formaba parte del equipo de inspectores enviados por la ONU a Irak en busca de armas de destrucción de masas, dijo que había garantizado a sus interlocutores iraquíes que si colaboraban nada tenían que temer.

"Mi impresión -afirmó Broucher- fue que Kelly se encontraba en dificultades porque en ese punto pensaba que la invasión se produciría de todas formas y esto haría de él un mentiroso que había traicionado la confianza de sus contactos, poniéndolos en riesgo de muerte".

"Le pregunté qué ocurriría en caso de invasión y él me respondió que probablemente sería encontrado muerto en un bosque", dijo Brucher, y agregó que en ese momento pensó que Kelly se refería a una eventual venganza iraquí.

"Ahora -concluyó Boucher- comprendo que quizás quería decir algo distinto".

La semana próxima el juez Hutton escuchará al primer ministro Tony Blair y al ministro de Defensa, Geoff Hoon.

Dejá tu comentario