Israel atacó el mayor puerto de Siria para destruir armas iraníes

Mundo

Bombardeó una terminal de contenedores en Latakia, provocando varias explosiones. Se trata de una ofensiva sin precedentes en el conflicto.

Israel bombardeó el martes un cargamento de armas iraníes almacenadas en una terminal de contenedores en el puerto de Latakia, el mayor de Siria, un ataque sin precedentes contra este tipo de instalaciones estratégicas, indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Desde el inicio de la guerra siria en 2011, Israel ha llevado a cabo cientos de ataques en territorio sirio, dirigidos contra posiciones de las fuerzas iraníes y del Hezbollah, que lucha junto al régimen de Bashar al Asad.

Según el OSDH -una ONG con sede en Reino Unido que cuenta con una amplia red de fuentes de información en el país devastado por la guerra- los misiles israelíes apuntaron "directamente a un cargamento de armas iraní en la terminal de contenedores" dentro del puerto, lo que provocó "violentas explosiones e importantes daños materiales, sin causar víctimas".

Embed

Es la primera vez que Israel tiene como objetivo el puerto de Latakia, el más importante del país, desde que comenzó el conflicto en 2011, explicó a la AFP el director del OSDH, Rami Abdel Rahman. En esa región estratégica se encuentra además la principal base militar de Rusia en el país.

Hubo "represalias de nuestras defensas antiaéreas", informó la agencia oficia siria SANA. Fotos publicadas por la agencia muestran un incendio en el lugar donde se almacenan los contenedores. "Los equipos de bomberos controlaron el fuego que se declaró en el puerto de Latakia tras la agresión israelí", según la televisión pública.

Israel confirma muy raramente este tipo de ataques en Siria, pero sí subraya que no va a permitir que este país se convierta en base de operaciones de Irán, su enemigo número uno.

Irán es el principal aliado del régimen sirio, al que suministra ayuda política, económica y militar desde el inicio del conflicto en 2011.

En las últimas semanas ha intensificado la frecuencia de sus ataques. El 24 de noviembre, cinco sirios, tres de ellos militares, murieron en un ataque atribuido a Israel en una zona del centro del país donde el movimiento Hezbolá (libanés y proiraní) está muy implantado.

El 3 de noviembre, fueron bombardeados depósitos de armas y municiones a las afueras de Damasco, según el OSDH.

A finales de octubre, cinco combatientes proiraníes murieron en un ataque israelí a las afueras de la capital siria.

Siria vive un sangriento conflicto desde 2011 que ha causado unos 500.000 muertos y ha obligado a millones de personas a desplazarse dentro y fuera del país.

Temas

Dejá tu comentario