Covid-19: Pase verde y reglas para el transporte en Italia

Mundo

De cara a la reanudación escolar y labora, comenzarán a regir a partir del miércoles nuevas medidas sanitarias relacionadas con el sistema de transporte.

Nuevas medidas sanitarias relacionadas con el sistema de transporte comienzan a regir en Italia, a partir del miércoles, de cara a la reanudación de las actividades laborales y la reapertura de las escuelas, tras el debilitamiento de la pandemia.

Uso obligatorio de mascarilla a bordo, presencia de varios dispositivos para el higiene de manos, sanitización de los ambientes, venta de billetes con sistemas telemáticos, reglamentación de los accesos, videovigilancia en las estaciones para monitorear los flujos y evitar amontonamientos, son algunas de las reglas dispuestas por el gobierno nacional y acordadas con las regiones y las provincias autónomas.

Para el transporte público local, donde entre las novedades regresa el inspector de boletos, las líneas guía constituyen la base de referencia para los planes de potenciamiento de los servicios que regiones y provincias autónomas deberán enviar al Ministerio de Infraestructura y Movilidad Sustentable (MIMS) dentro de dos días, el 2 de septiembre.

Desde el primero de septiembre y hasta el 31 de diciembre, fin del estado de emergencia, inicia, en cambio, la obligación del pase verde para aviones, barcos, transbordadores y trenes de larga distancia.

En el documento, publicado online, además de las reglas se indican los porcentajes de aforo que deben respetarse en cada sector.

Para autobuses y líneas de transporte público local (TPL) se prevé el "gradual reinicio de las actividades de control" de los boletos pero también "de las prescripciones relacionadas a los dispositivos de protección individual, que se efectuará en la primera etapa, prioritariamente en tierra".

La capacidad de los vehículos utilizados para el transporte público local y suburbano no tiene que ser superior al 80%.

Sin embargo, se puede incrementar solo si se garantiza un cambio de aire y filtrado "por medio de herramientas de aireación adecuadas previamente autorizado por el Comité Técnico Científico (CTS)".

El Pase Verde se requerirá para el acceso a los trenes afectados al transporte de pasajeros, los interurbanos y los de alta velocidad.

La verificación del certificado se lleva a cabo a bordo del tren en el momento del control de tickets. En caso de que e viajero no lo exhiba o resulte ser falso, será invitado a trasladarse a un área reservada para pasajeros sin Pase Verde y deberá bajarse en la primera parada útil.

El aforo es del 80%. La ocupación máxima está permitida a bordo de trenes de larga distancia solo en caso de cambio de aire, garantizado al menos cada 3 minutos y del uso de filtros de alta eficiencia.

Para los viajes en avión, además del Pase Verde se requiere cumplir determinadas medidas, como proporcionar rutas de sentido único dentro del aeropuerto y hasta las puertas de embarque, manteniendo separados los flujos de entradas y salidas; medir la temperatura a bordo; el reemplazo de la máscara si el viaje excede las cuatro horas y los efectos personales que se guardan en los compartimentos superiores debe colocarse en una bolsa descartable, entregada al embarcar.

También en este caso está permitida la capacidad máxima abordo de los aviones en el caso en que el aire se renueve cada tres minutos, los flujos sean verticales y se adopten los filtros Hepa (evitan la propagación de bacterias y virus).

Quienes tengan el Pase Verde también podrán abordar barcos y transbordadores que prestan servicios entre regiones, que tendrán un aforo de hasta el 80%.

Están excluidos los ferries utilizados para las conexiones en el Estrecho de Messina, a los que se aplican los requisitos previstos para el transporte público local marítimo como, por ejemplo, para la conexión desde y hacia las islas más pequeñas.

Las medidas también aplican para cabinas, teleféricos y aerosillas. Para estas últimas, la capacidad permitida es del 100%, con el uso obligatorio de mascarillas. Se reducirá al 50% si e utilizan con las cúpulas cerradas.

Para telecabinas y teleféricos, el aforo no debe superar el 50% y el uso de mascarilla es obligatorio. No existen restricciones en los remontes y alfombras de ascenso.

La capacidad máxima de aforo anterior del 50% "podría elevarse al 80% -se agrega- en el caso de que disposiciones legislativas introduzcan, para tales medios de transporte, la naturaleza obligatoria de la certificación verde anti-Covid-19".

Dejá tu comentario