Libia: Gadafi vuelve a atacar Misrata pese al anuncio de alto el fuego

Mundo

Los combates se reanudaron en Misrata pese al anuncio por el régimen de Muamar Gadafi de una pausa en las operaciones contra los rebeldes en esta ciudad sitiada del oeste de Libia, donde la situación humanitaria preocupa a la comunidad internacional.

El viceministro libio de Relaciones Exteriores, Jaled Kaaim, indicó ayer que las fuerzas armadas del régimen habían suspendido sus operaciones en Misrata para permitir que las tribus buscasen una solución pacífica al problema.

Pero en las primeras horas de hoy, los cohetes estallaron en ráfagas en la ciudad y se oían disparos casi ininterrumpidos de armas automáticas. Un periodista francés cuya identidad no fue comunicada resultó herido de gravedad la noche de ayer en Misrata, aunque estaba fuera de peligro después de ser operado, según fuentes médicas.

Los rebeldes confirmaron la presencia de combatientes tribales en las filas de las tropas de Gadafi. "Unas veces combatimos contra hombres uniformados del ejército y a veces contra hombres de civil, explicó Omar Rajab, combatiente rebelde de 29 años.

Mientras ello ocurre, las tropas estadounidenses y la OTAN continúan llevando a cabo operaciones de ataque en distintas ciudades del país. Por primera vez desde la intervención militar internacional el 19 de marzo, un avión sin piloto estadounidense atacó. Las fuerzas armadas de Estados Unidos anunciaron que dos aviones sin piloto vuelan sobre Libia de manera permanente.

Pese a la ayuda humanitaria suministrada por mar, sobre todo gracias a los transbordadores de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), que van hasta Bengasi para evacuar a personas de todas las nacionalidades, la situación se degradó en Misrata, donde no hay agua potable.

"Carecemos de todo: de equipos, de personal, de medicamentos. Operamos sin cesar en todos nuestros bloques", declaró el doctor Abu Falra, mientras las ambulancias llegaban cada cinco o diez minutos.

Paralelamente, la OTAN lanzó nuevos ataques nocturnos sobre Trípoli. La Organizacion anunció que sus aviones habían efectuado más de 3.000 salidas desde que asumió las riendas de las operaciones a fines de marzo.

Según el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), más de 570.000 personas han huido de Libia desde el comienzo de la revuelta contra el régimen el 15 de febrero.

Dejá tu comentario