Nueva York habilitó la reapertura de escuelas

Mundo

Volverán a abrir las escuelas en todos los distritos del estado, luego de que el gobernador confirme que "cada región está por debajo del umbral" establecido de contagios de coronavirus.

A pesar de que Estados Unidos está atravesando una situación alarmante y la curva de contagios no desciende, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció este viernes que volverán a abrir las escuelas en todos los distritos del estado, tras confirmar que "cada región está por debajo del umbral" establecido de contagios de Covid-19.

"Hoy es la fecha límite para analizar las tasas de infección y tomar una determinación, y según nuestras tasas, todos los distritos escolares pueden abrir en todas partes del Estado", manifestó Cuomo en conferencia de prensa.

En total, son 749 distritos escolares que deberán entregar su plan de reapertura al Departamento de Salud para conseguir su aprobación y poder recibir alumnos en septiembre.

El estado de Nueva York mantiene la tasa de casos de la Covid-19 por debajo del 5% desde hace tiempo, luego de ser epicentro de la pandemia durante marzo y abril.

"Cada región está por debajo del umbral que establecimos", aseguró el gobernador de Nueva York.

Sin embargo, esta disposición establece que las instituciones educativas deberán cerrar si el índice de contagios del virus asciende al 9%.

El nivel de riesgo tolerado por las autoridades locales es mucho más laxo que los parámetros permitidos en otros países.

Por su parte, en la Gran Manzana las autoridades establecieron un límite máximo del 3%, dos puntos más rígido que el estatal, para reabrir las escuelas.

La ciudad de Nueva York, que ha anunciado que está considerando un modelo híbrido con entre uno y tres días de clases presenciales, aún tiene que confirmar qué formato tendrán sus 1,1 millones de estudiantes cuando se reincorporen en septiembre.

Tras conseguir la aprobación del Departamento de Salud, cada escuela deberá colgar en su página web el plan de apertura y tendrá tiempo hasta agosto para explicárselo a los padres de los alumnos, ya que junto con los profesores son los que "determinan el plan en última instancia", aseveró Cuomo.

Actualmente, los focos de contagio de coronavirus se centran en California, Texas y Florida.

Los gobernadores de los estados republicanos insisten en que todos los estudiantes vuelvan a las escuelas, apoyando la línea del presidente Donald Trump.

Este es el caso de Mississippi, Georgia, Tennessee o Indiana, donde las escuelas reabrieron esta semana o la semana pasada. En estas regiones, la epidemia se estabilizado desde finales de julio o principios de agosto, pero siguen con niveles altos de contagio.

El debate está contaminado por la pugna electoral. Trump hizo de la reapertura una prioridad, pero la decisión final no es suya.

La presión de la Casa Blanca llevó a los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) a emitir instrucciones claramente alineadas con la reapertura, alegando los riesgos de un aumento del abandono escolar en poblaciones vulnerables.

Pediatras coinciden en el valor de mantener activo el sistema educativo, pero advierten que esto solo se puede lograr si la epidemia de Covid-19 está bajo control a nivel local.

"El ejemplo de Mississippi debería servir como advertencia para mostrar lo que sucede cuando se reabre antes de que se contenga el nivel de transmisión", dijo a la AFP Thomas Tsai, de Harvard.

Para el experto "todas las máscaras y filtros de aire del mundo no podrán minimizar el riesgo el Covid-19 explota alrededor de las escuelas".

Sin embargo, el gobierno federal se abstuvo de establecer criterios cuantificados, en términos de incidencia del virus, para guiar a los tomadores de decisiones locales.

Desde el inicio de la pandemia, Estados Unidos, el país más afectado a nivel mundial, supera los 4,9 millones de casos de la Covid-19 y los 160.000 fallecimientos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario