20 de marzo 2008 - 00:00

Polémica en Perú por plan separatista de líder ligado a Chávez

Polémica en Perú por plan separatista de líder ligado a Chávez
Lima (Reuters, EFE) - El plan separatista del líder de la región de Puno -fronteriza con Bolivia-, que será presentado al Congreso, está generando una fuerte polémica en Perú y el airado rechazo del gobierno del presidente Alan García.

El presidente de Puno, Hernán Fuentes, de las filas de un partido radical de izquierda, planteó la autonomía política, administrativa y económica frente al «centralismo» de Lima, en un abierto desafío del gobierno central.

«El proyecto lo vamos a plantear primero a otros gobiernos regionales, principalmente a nivel sur, y luego lo presentaremos al Congreso. El plan es hacerlo este año», dijo.

El funcionario afirmó que su decisión de establecer una región autónoma se produce «frente a los obstáculos que nos pone el gobierno central» para desarrollar proyectos de infraestructura, de educación y de salud.

Puno, ubicado en el sureste de Perú, tiene una población de 1.100.000 habitantes, la mayoría de ellos indígenas quechuas o aymaras, al igual que la vecina Bolivia, donde también se multiplican los reclamos autonomistas y hasta separatistas.

La región vive generalmente de la agricultura y el comercio y tiene importantes recursos de estaño, oro, uranio y plomo.

Actualmente Perú está conformada por 25 regiones, que según la Constitución tienen autonomía administrativa, pero que para el líder de la región de Puno el gobierno de Alan García «no deja ejercer». «Queremos una autonomía real», dijo Fuentes.

Este es miembro del Partido Nacionalista Peruano (PNP), liderado por el ex comandante Ollanta Humala, y es autor de polémicas ordenanzas como autorizar el libre cultivo de la hoja de coca.

Para no quedar descolocado políticamente, Humala -un aliado de Hugo Chávez- salió ayer a despegarse de la iniciativa. Dijo que «es una idea descabellada confundir descentralización con autonomía, que significa romper el Estado. Estamos contrarios a ello».

  • Sedicioso

    El primer ministro peruano, Jorge del Castillo, dijo a periodistas que el plan de Fuentes es «separatista» y «sedicioso» y anunció medidas contra la propuesta.

    La ofensiva de Puno se produce en momentos en que la popularidad de Alan García cayó en marzo a 28%, su peor nivel desde el inicio de su segundo mandato en 2006, debido principalmente al repunte de la inflación, pese a que el país muestra un robusto crecimiento económico.

    Varios funcionarios del gobierno de García afirman que en Puno y otras regiones hay una marcada influencia de Chávez.

    «Nuestra coincidencia con Chávez es de orden político. No niego de ninguna manera nuestro apoyo a la política de Chávez, como que discrepamos con la política del presidente García», afirmó el líder regional de Puno.

    El gobierno afirma que la influencia de Venezuela se da a través de las decenas de «Casas del ALBA» que operan en Perú y que para Lima están vinculadas con la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), un bloque comercial impulsado por Chávez y que integran Bolivia, Cuba, Nicaragua y Venezuela.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar