Reino Unido: el sector de la salud advierte que deben prepararse para una segunda ola de coronavirus

Mundo

El Colegio de Médicos del Reino Unido consideraró que se necesitan medidas urgentes para evitar nuevas pérdidas de vidas y proteger la economía de un rebrote.

Referentes del sector de la salud en el Reino Unido pidieron hoy al gobierno británico una "evaluación urgente" para garantizar que el país esté preparado para una segunda ola de coronavirus, posibilidad que consideró "un riesgo real".

"Si bien la forma futura de la pandemia en el Reino Unido es difícil de predecir, la evidencia disponible indica que los rebrotes locales son cada vez más probables y una segunda ola es un riesgo real", alertaron.

En una carta abierta publicada en el British Medical Journal, los presidentes de los Colegios Reales de Médicos, Cirujanos, Médicos Generales y Enfermería y el presidente de la Asociación Médica Británica consideraron que se necesitan medidas urgentes para evitar nuevas pérdidas de vidas y proteger la economía en medio de los crecientes temores de un rebrote en el invierno en el Reino Unido, donde la pandemia lleva causadas más de 42.000 muertes.

"Muchos elementos de la infraestructura necesarios para contener el virus están comenzando a establecerse, pero quedan desafíos importantes", agregaron.

Según los dirigentes, el trabajo ahora no es solo lidiar urgentemente con el impacto de gran alcance de la primera fase de la pandemia, sino asegurar que el país esté adecuadamente preparado para contener una segunda fase.

En declaraciones a la cadena de televisión británica Sky News, David King , ex asesor científico del gobierno, dijo creer que la reducción del confinamiento está ocurriendo "demasiado rápido" y se arriesga a una segunda ola "muy significativa".

Ayer el gobierno del primer ministro británico, Boris Johnson, anunció una reducción en la norma de distanciamiento social de dos metros y la reapertura de los pubs, restaurantes, hoteles, peluquerías, cines y museos en Inglaterra a partir del 4 de julio.

Al presidir la última sesión informativa diaria sobre el coronavirus, Johnson dijo que la pelea está lejos de terminar y que teme que haya brotes locales.

"Y debo decirles que, si el virus comenzara a descontrolarse, no dudaré en poner el freno de mano y revertir algunos de estos cambios a nivel local o nacional, según sea necesario", afirmó.

El número de muertos por coronavirus en el Reino Unido aumentó ayer a 42.927 después de registrarse otras 171 en las 24 horas previas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario