Responsable de la masacre de Noruega admitió asesinatos pero se declaró "no culpable"

Mundo

El extremista de derecha e islamófobo noruego, autor de la matanza de 77 personas que sacudió a Noruega en julio de 2011, admitió hoy ser el autor de los hechos aunque se declaró "no culpable" por haber actuado en "defensa propia", en un alarde de cinismo criminal prácticamente sin antecedentes.

El responsable de las matanzas de Oslo y Utoya hizo el saludo de extrema derecha al ingresar en el tribunal de Oslo que lo juzga a partir de hoy. Anders Behring Breivik, en efecto, saludó a las familias de las víctimas con el brazo extendido y el puño cerrado.

Un saludo, según explica en su manifiesto, que representa "la fuerza, el honor y el desafío a los tiranos marxistas de Europa". "Reconozco los hechos pero no me reconozco culpable" desde el punto de vista penal, dijo durante el proceso.

El militante de extrema derecha rechazó además, en el inicio del juicio en su contra, la autoridad de los tribunales noruegos. "No reconozco a los tribunales noruegos. Ustedes recibieron su mandato de partidos políticos que sostienen el multiculturalismo", afirmó.

El imputado se conmovió y lloró ante un video suyo de propaganda de 12 minutos de duración que difundió el día de los atentados, cometidos el 22 de julio pasado. Con el rostro rojo por la emoción, Breivik se enjugó las lágrimas al mirar el video, hecho con fotos y dibujos que en general representan a fundamentalistas musulmanes.

Alto, rubio "single, cristiano y conservador", como se define, el imputado, nacido hace 33 años en Londres, el 13 de febrero, es un militante de extrema derecha y declaradamente anti-islámico.

Dejá tu comentario