1 de septiembre 2006 - 00:00

Tormenta "Ernesto" causó serios trastornos en amplia franja de EEUU

Ernesto azotó con vientos huracanados y lluvias torrenciales.
"Ernesto" azotó con vientos huracanados y lluvias torrenciales.
Washington (EFE).- La tormenta "Ernesto", degradada ayer a depresión tropical por el Centro Nacional de Huracanes (CNH), azotó ayer una amplia franja del este de EEUU con vientos huracanados y lluvias torrenciales que han dejado sin electricidad a más 300.000 usuarios.

El gobernador de Carolina del Norte, Mike Easley, informó de que en su estado se ha confirmado la muerte de una persona como consecuencia de "Ernesto", aunque no dio más detalles.

Los efectos de la tormenta obligaron a declarar el estado de emergencia en el Distrito de Columbia, donde se halla la capital de EEUU, y en el que se realizaron preparativos de urgencia ante la inminencia de inundaciones por las lluvias.

También surte efecto el estado de emergencia en Virginia Occidental, Virginia y una buena parte de Maryland, estados vecinos de la ciudad de Washington.

La misma medida está vigente en Carolina del Norte y del Sur, donde las autoridades han movilizado a la Guardia Nacional.

Las lluvias torrenciales de "Ernesto" han ocasionado inundaciones en autopistas, obligado al cierre de escuelas, derribado árboles y postes del tendido eléctrico en muchas zonas desde Florida, en el sur, hasta Maryland, en el noreste.

A pesar del alto grado de destrozos, "Ernesto" ha pasado de ser una tormenta tropical a convertirse en una depresión, según los meteorólogos, ya que su potencia ha amainado.

El sistema presentaba a las 15.00 GMT vientos máximos sostenidos de unos 55 kilómetros por hora, con rachas más fuertes, y se espera que la depresión se disipe mañana, sábado, o el próximo domingo.

El gobernador de Maryland, Robert Ehrlich, convocó a miembros de la Guardia Nacional para tareas de auxilio tras reunirse con miembros de los servicios de emergencia estatales.

Brigadas de los servicios de emergencia ayudaron a los vecinos de Washington a colocar sacos de arena para atajar eventuales inundaciones en las zonas cercanas al río Potomac.

Los servicios de urgencia y el Servicio Meteorológico mantienen en constante observación al lago Needwood en Maryland, para evitar que se repitan inundaciones como las que en junio pasado obligaron la evacuación de miles de residentes del vecino condado de Montgomery durante una fuerte tormenta tropical.

Residentes de los Outer Banks, una península de tierras bajas en la costa de Carolina del Norte, señalaron que los vientos y las lluvias torrenciales comenzaron al caer anoche y que aumentaron en intensidad con el paso de las horas.

Aún antes de que se produjera el contacto del ojo de la tormenta con tierra, los vientos habían derribado algunas líneas del tendido eléctrico y ocasionado apagones en sectores costeros de Carolina del Norte y Carolina del Sur.

Según los pronósticos meteorológicos, la depresión tropical podría precipitar más de 200 milímetros de lluvias en la región que hace siete años fue arrasada por el huracán "Floyd".

"Floyd", que alcanzó vientos de más de 170 kilómetros por hora, se cobró la vida de 56 personas.

Fuentes de las compañías de suministro de electricidad dijeron que unos 270.000 clientes han quedado sin fluido eléctrico en los estados de Carolina del Norte y Virginia, debido al derribo de árboles y postes por los fuertes vientos.

En las últimas horas las lluvias torrenciales y los vientos de han provocado deslizamiento de tierra, inundaciones y creado otras amenazas a las seguridad de las personas en la ruta de la depresión tropical, especialmente en las áreas de Norfolk y Richmond (Virginia), dijeron autoridades locales.

La empresa de electricidad "Dominion" de Virginia, dio a conocer hoy que las condiciones adversas del clima le impiden restablecer el fluido eléctrico a cerca de 200.000 usuarios.

Por otro lado, la compañía "Progress Energy", que abastece de electricidad a gran parte de las Carolinas, informó de que al menos otros 63.000 clientes han quedado sin este servicio en Carolina del Norte.

Dejá tu comentario

Te puede interesar