El intendente de Olavarría, Ezequiel Galli, aislado, con síntomas de coronavirus

Municipios

Olavarría es el municipio con mayor cantidad de casos positivos en el interior de la Provincia desde que comenzó la pandemia. Registra 3 fallecidos de 159 casos, con 41 activos y 8 sospechosos.

“Esta mañana me van a realizar el hisopado para saber si tengo Covid-19. Ayer empecé a sentir malestar general, fiebre y dolor abdominal. Estoy en casa, aislado junto a mi familia a la espera de los resultados que nos van a informar hoy a última hora o mañana”. Así comunicó el intendente de Olavarría, Ezequiel Galli, en las primeras horas del día su cuadro de situación.

La situación se da a horas de que la Provincia autorizó al municipio a pasar a la Fase 4 luego de un gran foco local que ubica a Olavarría como el municipio con mayor cantidad de casos registrados en el interior de la Provincia desde que comenzó la pandemia. Con el parte nocturno de ayer, el distrito cabecera de la séptima sección electoral registra 3 fallecidos de 159 casos, con 41 activos y 8 sospechosos.

Galli enfrenta esta situación personal en medio de una fuerte crisis política a nivel local. El sábado pasado, el HCD local hizo valer su mayoría para aprobar una Rendición de Cuenta con un déficit de 354 millones de pesos que, según la oposición, fueron utilizados en su mayor parte, y según le comentó la concejal del Frente de Todos, Mercedes Landívar, a este diario “entre junio y octubre del año pasado. En la previa de las elecciones se triplicó el gasto en lo social a los fines de ganar una elección. Que los dos concejales que se opusieron sean contadores, no es un dato menor”.

La observación final tiene que ver con que no se trató de una sesión habitual. Como parte de una jugada política, el oficialismo decidió remover de su banca a un edil propio que le había manifestado al intendente que iba a votar en contra. Apelando a que se trataba de un suplente, el intendente aprobó la salida de su Secretario de Hacienda, la misma persona encargada de realizar la rendición, para recuperar la banca por la que había sido electo en 2019 pero que no había asumido para ocupar un cargo en el ejecutivo.

No fue el único inconveniente. La otra concejal del oficialismo que también anticipó su voto negativo aseguró que Galli le dijo que si votaba en contra “no iba a seguir trabajando en Juntos por el Cambio”. Ante el llanto de la concejal, Galli le dijo “¿Vas a solucionar todo llorando?”.

La concejal a cargo de la presidencia en la Comisión de Género, Alicia Almada, tomó estas palabras y repudió el accionar del intendente por considerarlo “machista y patriarcal”. En la misma jornada, Galli intentó defender: “Hoy está de moda acusar a los hombres de violentos, me parece que no tiene ningún asidero. Me están acusando de algo que no soy. Nunca fui violento y nunca ejercí violencia contra nadie”. Como resultado de sus dichos, tuvo que pedir disculpas: “Quiero expresar mis disculpas a quienes se sintieron agraviados/as por la frase desafortunada expresada esta mañana en una entrevista radial. Más que nunca reafirmo el compromiso asumido en la lucha en contra de toda acción de violencia”.

Almada aseguró que “el Intendente ofendió definitivamente a todas las mujeres de Olavarría, luego se retractó, es poco creíble la disculpa pero debemos aceptársela”.

Durante la cuarentena, Galli se convirtió en uno de los intendentes con mayor visibilidad a nivel provincial debido a una serie de eventos desafortunados en los que se vio involucrado por acción u omisión. Vale recordar que previo al anuncio de su reciente salida de la Fase 3, el jefe comunal ya había dictado la Fase 4 sin aval de la Provincia. “Este miércoles nos encontramos con la sorpresa de que en la resolución ministerial, Olavarría se encuentra en Fase 3. Pero vamos a seguir en esta Fase 4 y ya se cursó un pedido formal al Jefe de Gabinete de Ministros provincial para que se revea la situación a fin de no confundir a la ciudadanía de nuestro partido”.

Horas antes había denunciado a sus municipios vecinos ante la Suprema Corte de Justicia de la Provincia por la decisión de estos de cerrar el paso de ciudadanos olavarrienses por el aislamiento social debido a la pandemia. Los apuntados fueron Laprida, Saavedra, Tapalqué, Hipolito Yrigoyen, Daireaux, Coronel Pringles, Benito Juárez y Bolívar. Días después, varios de estos distritos presentaron su primer caso local.

Los traspiés del intendente en el marco de la cuarentena comenzaron hace poco más de un mes cuando a través de las redes llamó a una encuesta para ponerle fin al aislamiento social, preventivo y obligatorio. “¿Hasta cuándo vamos a seguir así? Tiene sentido seguir estirando el aislamiento? Cuál es el plan para atacar el pico de la curva? Ustedes también se hacen estas preguntas?”. El texto fue acompañado con dos preguntas que daban la opción de elegir entre “Sigamos aislados” o “Basta de aislamiento”. El resultado, contrario a lo que el intendente imaginaba, fue de 57 a favor de continuar en cuarentena.

Al otro día Olavarría amaneció con cuatro casos positivos luego de más de 60 días sin registrar un solo positivo, el equivalente a tres períodos de los 21 días necesarios para poder pasar a la fase 5, la de la distancia social. A partir de ahí, el crecimiento fue exponencial y en una semana ya sumaban 85 los afectados.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario