Federico Otermín: "El hartazgo social hace crecer al virus"

Nacional

El legislador del Frente de Todos cuestiona el rol de la dirigencia política en la movilización del lunes y asegura que "el pico de la pandemia se cruza con el pico de hartazgo".

Como presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Federico Otermín está acostumbrado a mantener un diálogo fluido con los representantes de la oposición. Su rol como articulador entre ejecutivo y legislativo lo obliga a mantenerse en la vereda de lo moderado. Sin embargo, hay temas que requieren otro tono. La movilización del pasado lunes es un claro ejemplo. “En este momento tan complicado es imprescindible que la oposición sea responsable. Tras fracasar cuatro años, no tienen margen para bajezas”, sostiene en diálogo en Ámbito. Y profundiza: “Ver a algunos referentes diciendo pavadas y sembrando odio, es como un meme. No esperaba nada de ellos, pero igual lograron decepcionarme”.

Periodista: ¿Qué provoca en el gobierno una manifestación de estas características?

Federico Otermín: La sociedad está viviendo una pesadilla continua. No puede juntarse con la familia, ni ir a la cancha, ni viajar a descansar a la costa. Está claro que todo esto genera un malhumor colectivo importante, y es lógico. Pero este es el momento de revalorizar el esfuerzo colectivo. Y en ese sentido hay que hacer una distinción entre la ciudadanía y la dirigencia política. La ciudadanía tiene derecho de expresarse, claro. Pero hay otras formas de manifestar disidencias políticas que no impliquen poner en riesgo la salud de las personas ni sobrecargar el sistema sanitario.

P.: ¿Por qué cree que desde distintos sectores se sigue fogoneando en contra de la cuarentena?

F.O.: Me parece que son expresiones minoritarias. Está claro que toda la gente que votó a Cambiemos, no salió. Pero en lo mediático se lo simplifica como “la gente”. Obtuvimos el 52 por ciento de los votos en la Provincia, no el 100. Y tenemos en claro que no todos coinciden con nuestra mirada de país.

La cuarentena permitió que los casos no exploten y poder robustecer el sistema sanitario. Si no se hubieran duplicado la cantidad de camas hoy el sistema habría colapsado. Al peronismo le gusta la calle y nos duele cuando se hace algo en contra nuestro. Pero hay que darle la trascendencia que se merece.

P.: Se habló de una marcha antiperonista. ¿Cómo se interpela a las personas que no quieren escuchar todo aquello que provenga de determinado movimiento político?

F.O.: Ese es el desafío. No es fácil dar ciertas discusiones porque hay una cancha inclinada desde el poder mediático y económico. La pandemia muestra desigualdades ya existentes. Pero estoy orgulloso del trabajo de Alberto y Axel. En la Provincia se hizo historia en materia sanitaria. En el Conurbano se construyeron 8 hospitales nuevos en estos meses. Y ahora vivimos un momento complicado que, gracias al spoiler europeo, nos permitió acomodarnos.

P.: ¿Qué tan complicado es este momento?

F.O.: Es difícil porque el pico de la pandemia y el pico del hartazgo lógico se cruzan. Pero el hartazgo hace crecer al virus. Lo que hay que entender y darle la trascendencia que merece es que el final está cerca y hoy es muy importante para muchas personas saber que falta menos para poder acceder a una vacuna. Por eso, en lo que viene, debe primar la responsabilidad individual.

P.: Se viene hablando desde hace meses de las diferencias entre Ciudad y Provincia. Y hoy CABA cuenta con mayores aperturas. ¿En qué momento Buenos Aires podrá dar un paso en este sentido?

F.O.: Mayor apertura es mayor contagio. Es frustrante, pero es así. La idea es que pueda haber mayores aperturas graduales, pero dependemos de la responsabilidad como sinónimo de solidaridad. Axel nos plantea que se viene trabajando muy bien con la Ciudad. Por supuesto que hay diferencias de miradas porque no somos ni vamos a ser del mismo espacio político. Pero la coordinación en salud es auspiciosa para temas que la Ciudad y el Conurbano deben coordinar como la seguridad pospandemia y el trabajo. Tenemos por delante una gran agenda de coordinación.

P.: Lo llevo a lo legislativo. ¿Cómo viene trabajando en las leyes necesarias para la gobernabilidad? ¿La ley de financiamiento tuvo más trabas que las pensadas?

F.O.: La hubiésemos querido aprobar una semana antes, pero Cambiemos demoró su aprobación. Al mismo tiempo, debo decir que finalmente acompañaron y es importante destacar que no buscaron rédito político.

P.: Sectores del campo popular reclamaron la concreción de ciertas promesas relacionadas principalmente al impuesto a las riquezas. En la Provincia también hay un proyecto al respecto. ¿Por qué no avanza?

F.O.: El proyecto de nuestro bloque busca lograr un aumento transitorio en el pago de ingresos brutos de los bancos, que tuvieron gran rentabilidad durante el gobierno de Macri, con el fin de generar un fondo de reactivación pospandemia. Como no contamos con las mayorías, cuando llegue presupuesto en noviembre o diciembre le propondremos a la oposición poder dialogar sobre este tema.

Dejá tu comentario