1 de diciembre 2022 - 09:00

Qué dice la NASA de la erupción del Mauna Loa en Háwai

La NASA reveló algunos datos sobre la reciente erupción del volcán Mauna Loa, ubicado en la isla de Háwai, que no entraba en erupción desde 1984.

NASA: qué dijeron sobre la erupción del Mauna Loa.

NASA: qué dijeron sobre la erupción del Mauna Loa.

El despertar del Mauna Loa, catalogado popularmente como el volcán más activo de todo el planeta, llegó a ser visible para todos los satélites de la NASA que orbitan a cientos de kilómetros de la superficie, todos los días. Lo llamativo de este fenómeno es que, el volcán estuvo en silencio desde hace 40 años, hasta que en octubre de este año recuperó los movimientos.

El Mauna Loa es un volcán ubicado en la isla de Háwai, siendo uno de los cinco volcanes presentes en el estado norteamericano homónomo de la isla. Tiene un volumen aproximado de 75.000 kilómetros. Se caracteriza por estar activo de forma permanente, aunque no siempre en erupción. La última registrada fue la de marzo-abril de 1984, que se extendió entre el 24 de marzo y el 15 de abril respectivamente.

tierra.jpg

Mauna Loa: su despertar en 2022

Las primeras señales de actividad se conocieron a principios de octubre de 2022, cuando el Servicio Geológico de EEUU reveló un aumento de diez veces en los medidores de los pequeños terremotos presentes, por debajo de la caldera de la cumbre del volcán. Esto tiene que ver con los movimientos subterráneos del magma del interior del volcán.

Los breves pero constantes terremotos se mantuvieron de forma esporádica hasta el 27 de noviembre de 2022, cuando comenzaron a verse nuevas fisuras sobre la superficie del cráter. Cerca de las 23:30h local, éstas rasgaduras presentaron algunos derramamientos de lava.

P21 - HAWAII-VOLCANO (_opt.jpeg
LAVA. El Mauna Loa de Hawái entró en erupción luego de casi 40 años, informaron ayer autoridades estadounidenses.
LAVA. El Mauna Loa de Hawái entró en erupción luego de casi 40 años, informaron ayer autoridades estadounidenses.

El 28 de noviembre hubo una parte de las capas de nubes, que dispersaron la luz de la erupción e imposibilitaron su visualización desde las áreas urbanas de la isla. "Parece que la lava emitida por la erupción era tan brillante que el sensor se saturó, produciendo una 'racha de recuperación posterior a la saturación' hacia el sureste", señaló Simon Carn, vulcanólogo de Michigan Tech, un comunicado del NASA Earth Observatory. "Estas rayas solo se ven sobre fuentes muy intensas de radiación visible", agregó finalmente.

Dentro de las sustancias que el volcán emanó había dióxido de azufre (SO2), el cual consiste en un gas acre que reacciona con el oxígeno y el agua para formar una neblina volcánica gris, de nombre "vog".

volcan.webp

"La erupción es efusiva más que explosiva, aunque su fase inicial durante la noche del 28 de noviembre fue bastante enérgica e inyectó algo de dióxido de azufre a grandes altitudes, posiblemente hasta la tropopausa", sostuvo Carn, lo cual según él es "inusual para este tipo de erupciones".

"Las erupciones de Mauna Loa suelen durar unas pocas semanas" dijo la vulcanóloga del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, Ashley Davies, aunque agregró que ésta es "una erupción en evolución y estamos solo en los primeros días".

Dejá tu comentario

Te puede interesar