Crack bursátil: empresas de alquiler de autos en caída libre

Negocios

Hertz perdió el 85% de su valor. Empresas como Avis, Europcar y Sixt se desploman. Avis Budget, pasó de cotizar 50 dólares por título a menos de siete

La industria del turismo es sin dudas una de las más perjudicadas ante la pandemia del Covid-19. La cadena es enorme: empresas aéreas, destinos, gastronomía, hotelería, servicios, ocio, etc… Nadie escapa a los embates de la crisis.

Sin embargo, el impacto no es el mismo para todos los actores. Dentro del sector, las principales empresas de alquiler de vehículos del mundo experimentan el peor momento en su historia. Basta con observar las playas de estacionamientos de vehículos en los aeropuertos internacionales de todo el globo. Cientos de autos de alquiler amontonados uno al lado del otro, juntando polvo, la mayoría a la intemperie, a la espera de que la actividad turística se reactive, algo que “no ocurriría en el corto plazo”, coinciden los principales actores de la industria.

autos alquiler 2.jpg
Las principales empresas de alquiler de vehículos del mundo experimentan el peor momento en su historia.

Las principales empresas de alquiler de vehículos del mundo experimentan el peor momento en su historia.

Según publica el portal español Fleet People, las empresas arrendadoras de vehículos se derrumbaron en la bolsa desde que, a mediados de febrero, entraron en crisis por causa de la merma de la actividad.

La semana pasada, el gigante estadounidense Avis Budget concluyó la jornada bursátil del día miércoles en el índice neoyorquino Nasdaq registrando la mayor caída de su historia. La empresa terminó a 7,78 dólares por acción en comparación con los 12,15 dólares por título que registraba al cierre del martes, con una brecha -35,9%. La firma registró ese mismo día tramos con caídas en el entorno del 45%. La caída en el último mes es letal, desde 50 dólares por acción hasta menos de siete que cotizó el último día hábil de la semana pasada.

El peor de la historia

El batacazo de Hertz puede considerarse como el mayor de su historia, con una abrupta caída del 85% desde mediados de febrero (20,2 dólares por título) hasta ahora (cerró la semana a 3,38 dólares por título). Esto coloca a la empresa con un valor bursátil que no llega a 800 millones de dólares.

Otras compañías como Sixt y Europcar también registraron caídas considerables. La alemana, en la jornada del jueves pasado perdió un 13% en la Bolsa de Frankfurt, mientras que la segunda, propietaria de Goldcar, redujo su valor en más del triple en un mes, desde los 4,2 euros por título de mediados de febrero y hasta los 1,31 euros actuales.

Por su parte, el primer gigante del rubro Enterprise Holdings, no está expuesta a los vaivenes de los mercados financieros puesto que no cotiza en la Bolsa por decisión de sus propietarios. La multinacional, que factura más de 30.000 millones de euros anuales según publica Feet People, todavía no efectuó ninguna comunicación oficial sobre los efectos del Covid-19.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario