Acuerdo entre la UMET y Laboratorios Richmond para promover la colaboración científica

Negocios

La alianza busca fortalecer los sistemas de salud en el marco de la pandemia de coronavirus.

Laboratorios Richmond, a través de su Fundación, firmó un acuerdo de colaboración científico-académica con la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), con una orientación estratégica al fortalecimiento de los sistemas de salud, tanto en capital humano como en el acceso a nuevos tratamientos médicos.

Con este convenio, los estudiantes de grado y posgrado de la Licenciatura en Farmacia podrán materializar sus conocimientos aprendidos con la aplicación práctica del mundo laboral. Se adaptarán a la ciencia, tecnologías y requerimientos del futuro a partir en actividades prácticas en los laboratorios con las más altas tecnologías.

“Este acuerdo pone en relieve la alianza entre los trabajadores con una empresa privada líder, y lo hacen en una apuesta clara y contundente al servicio de la educación y de los hijos de los trabajadores. Tenemos un enorme desafío en lo económico por delante, y creo que con este tipo de iniciativas va a ser más fácil salir adelante como país”, destacó Víctor Santa María, titular del Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (SUTERH).

Los alumnos participarán activamente en líneas claves de la industria farmacéutica comprometidas con la generación de nuevos y más eficientes tratamientos terapéuticos. Se ponen los laboratorios al servicio de los profesionales de mañana.

UMET2.jpg

“Este acuerdo forma parte de nuestro compromiso constante con los estudiantes, con la ciencia y la comunidad en su conjunto. Está enmarcado en la política de responsabilidad social que tanto nos ocupa y entusiasma a toda la familia Richmond. Nos alegra pensar en los futuros profesionales formados desde esta iniciativa”, afirmó Marcelo Figueiras, presidente de Laboratorios Richmond.

En este sentido, la rectora de la UMET, Cecilia Cross destacó que “estos procesos están en perfecta coordinación con los objetivos que alentaron la creación de nuestra universidad hace ya 7 años. Por un lado, permiten construir sinergias que incrementarán la inversión privada en proyectos de I+D+i orientados a mejorar las condiciones de vida de la población en su conjunto. Por otro, contribuyen a formar profesionales en las mejores prácticas y las tecnologías más desarrolladas que ofrece nuestro sistema productivo”.

Por su parte, el secretario General de Asociación de Empleados de Farmacia (ADEF), Víctor Carricarte, afirmó que “la gran mayoría de los trabajadores, no tienen la posibilidad de acceder a un título universitario, esto es una realidad. Y la cantidad de estudiantes que de farmacia que tiene la UMET es impresionante y es un motor para muchos jóvenes que sino difícilmente puedan estudiar”.

El acuerdo entre la UMET y Richmond fusiona las visiones concordantes de la institución educativa y la empresa en cuanto a la importancia de la inversión en el desarrollo del conocimiento como motor central del progreso social, productivo y tecnológico del país

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario