La figura del negocio en participación, merece analizarse tributariamente

Novedades Fiscales

Los efectos impositivos pueden variar de manera significativa según se trata de un préstamo o de participar en un negocio específico, en particular para ciertos sujetos considerando las últimas modificaciones al Impuesto a las Ganancias.

Las reformas introducidas en el Código Civil y Comercial (CCC), en sus artículos 1448 a 1453 inclusive, regulan el negocio en participación, que es un contrato en el cual una sociedad presenta a inversores negocios específicos, y que estos, los inversores, no afronten como socios de sociedad, sino que formalizan el contrato con aportes hacia un negocio específico, gozando del derecho a obtener la utilidad pactada en el negocio y a la respectiva rendición de cuentas.

No se trata de un préstamo participativo, donde los intereses son sustituidos por la cierta participación en la ganancia si existiere, pues en el préstamo se mantiene la obligación de devolver sin importar el resultado del negocio efectuado, lo que no existe en el negocio en participación.

Se trata “la participación en el beneficio a alcanzar con determinado negocio”. Son los llamados negocios participativos, que se involucran como asociativos sin ser sociedad persona jurídica. En ellos pueden darse modalidades de explotación de derechos de propiedad industrial, formas de edición, subparticipaciones o sociedad con el socio, comunidades de intereses convenidas en relaciones de coordinación de empresas, algunas figuras de explotación agrícola y ganadera, en actividades de gestión, arrendamientos, explotación de empresas ajenas”(1) o especiales financiamientos que no configuran préstamos.

1| una primera

aproximación

Si bien resulta necesario un mayor análisis de este contrato en la ley de procedimiento tributario, por ejemplo el tratamiento respecto al asociado al negocio participativo, si asume la misma responsabilidad personal y solidaria que los integrantes de UTE o ACE, prevista en el art. 8 inc. g) de la ley. Mientras que en el IVA, no tiene mayor repercusión puesto que los hechos imponibles recaen en la figura del gestor, al recibir los aportes del o los partícipes; pero persiste la necesidad del dictado de normas específicas referidas al negocio parciario que contemplen regulaciones en los diferentes impuestos. Las presentes líneas, tienen como objetivo dar un paso hacia la planificación fiscal que contemple esta figura contractual.

Así, en lo que respecta al Impuesto a las Ganancias, al no ser el “negocio en participación” un sujeto de derecho, este contrato no será considerado contribuyente de derecho, sino que serán sus partícipes y gestores los que tributarán en cabeza propia el impuesto como una parte más de sus operaciones. En el caso de quien aporta, debemos analizar si es una persona humana o una persona jurídica, ser una persona humana, la naturaleza del contrato tendrá fundamental importancia, ya que se debería determinar si se trata de un préstamo o si se trata de un negocio asociativo. En efecto, si el negocio es considerado como un préstamo, los beneficios que le correspondan serán considerados como rentas de capital, es decir, ganancia de segunda categoría, por lo que los resultados se imputarán cuando sean percibidos. Si el negocio

es efectuado entre personas jurídicas, entonces debemos encuadrar al resultado que se obtenga, como de tercera categoría, imputándose la ganancia por el criterio de lo devengado, en el momento que se le rinda cuentas al partícipe (aportante).

2| dicho de

otro modo

Básicamente se trata de analizar el impacto en el Impuesto a las Ganancias, de la conveniencia de efectuar un préstamo o de participar en el negocio específico de la sociedad, más aún si se trata de un accionista o socio de la sociedad, porque el mencionado análisis, respecto al ahorro impositivo, cobra singular importancia en el momento actual debido a los últimos cambios que se produjeron en la Ley 27.630 que establece alícuotas contempladas en la escala del primer párrafo del artículo 73 de la ley de Impuesto a las Ganancias.

(1) Richard, Efraín Hugo, Organización asociativa , Buenos Aires, Zavalia.

Citado por Horacio Irigoyen,

Los contratos Asociativos en el C.C y C. de la Nación, Edicon, pág 40.

Dejá tu comentario