3 de julio 2024 - 00:00

Bolsas de plástico y Economía Circular: cómo optimizar su  ciclo de vida

Este 3 de julio se celebra el Día Mundial Sin Bolsas Plásticas.

Este 3 de julio se celebra el Día Mundial Sin Bolsas Plásticas.

El modelo de “Economía Circular”, que propone cambiar el esquema tradicional de producción y consumo lineal (extraer, fabricar, usar y desechar) en uno regenerativo y sostenible, donde plástico pasa de recurso a producto y, en su etapa posconsumo vuelve a ser un recurso mediante el reciclaje. Por eso, es crucial implementar estrategias integrales con decisiones individuales, educación y políticas públicas robustas para que la prohibición no sea el camino.

Es importante recordar que las bolsas plásticas son reciclables. Las podemos reutilizar para separar los residuos en reciclables y orgánicos, o al final de su vida útil, deben ser dispuestas en contenedores específicos para su reciclaje, evitando que terminen en el ambiente o en rellenos sanitarios. Las bolsas de polietileno (PE) se reprocesan como materia prima en industrias recicladoras, transformándose en productos como caños, bancos de plazas, baldes de albañil, entre otros.

Esto es clave para una industria recicladora que crece, que necesita más insumos y que está contribuyendo a generar menos residuos, cuidar el ambiente y generar trabajo para miles de familias. Lamentablemente, este aspecto del ciclo de vida de las bolsas plásticas es desconocido por la mayoría de las personas. Y muchas veces, lo que se ignora termina siendo terreno fértil para la propagación de mitos y verdades a medias.

Las bolsas de supermercado han logrado reducir su peso en un 66% gracias a avances tecnológicos, manteniendo al mismo tiempo su calidad y capacidad de carga. Gracias a su resistencia y tamaño, permiten optimizar su uso y reutilización, Son el primer eslabón para una correcta separación domiciliaria, facilitando un paso fundamental para continuar con el proceso de gestión de los residuos reciclables y proteger el medio ambiente.

En el Día Mundial Sin Bolsas Plásticas, que se celebra este 3 de julio, es importante destacar que es crucial implementar estrategias integrales que promuevan tanto su consumo responsable, como su reutilización para diversos fines, como así potenciar el reciclaje, asegurando que su uso contribuya de manera efectiva a la economía circular y a la sostenibilidad ambiental a largo plazo.

La falta de políticas públicas adecuadas es una de las principales causas de las deficiencias en la separación domiciliaria de residuos y el reciclaje de plásticos posconsumo. La implementación de una Ley Nacional de Responsabilidad Extendida del Productor (REP) fomentaría sistemas eficientes de recolección y reciclaje para todos los reciclables presentes en la corrientes de residuos

Existen las normas IRAM 13610 y 13615 sobre bolsas de supermercado estandarizadas y reutilizables que son de mayor tamaño y resistencia para optimizar su uso y reutilización. Dicha norma está disponible y, al adoptarla se contribuye a su consumo sustentable. Al mismo tiempo, según la encuesta hecha por Opinaia, las bolsas de residuo y de consorcio están entre los productos con plástico reciclado con mayor potencial de compra. Las personas están dispuestas incluso a pagar más por productos con certificación sustentable.

La visión de un futuro donde los plásticos no solo formen parte de nuestra vida diaria, sino que también contribuyan a la protección del medio ambiente y a la mejora de la calidad de vida de las personas, es posible. Ecoplas reafirma su compromiso con los hábitos responsables de consumo, la separación en origen, el reciclado y la disposición correcta de los residuos plásticos.

(*) Directora Ejecutiva de Ecoplas

Dejá tu comentario

Te puede interesar