¿Por qué la crisis climática contribuye al aumento de incendios?

Opiniones

Los incendios en Córdoba, y en gran parte del país, han sido una de las noticias más relevantes de la semana. Los ambientalistas apuntan a intereses de sectores productivos. ¿Cuánto tiene que ver la crisis climática con todo esto?

Decir que las altas temperaturas en nuestro planeta equivalen a 500.000 bombas atómicas de primera generación, por día, durante 365 días del año, puede ser una buena metáfora para entender en dónde estamos parados y qué es lo que está ocurriendo en el mundo.

El hecho de que la tierra esté cada día más caliente, nos lleva a evaluar cómo fue creciendo la curva de altas temperaturas desde 1980, inclinándose en la actualidad hacía lo que se conoce como “temperaturas extremadamente calientes”. Según los científicos, desde 1998 hasta el 2008, se sobrepasó en 2 puntos la barrera considerada como temperaturas “extremadamente calientes”. Y en los últimos 10 años, directamente desaparecieron los valores que antes se consideraban “normales”.

Esto significa que los días extremadamente calurosos, ahora, cubren 200 veces más la superficie de la tierra de lo que la solían cubrir en la segunda mitad del Siglo XX. El verano del 2019, en Europa, varias personas murieron a causa del calor extremo. Lo mismo pasó en India, donde se superaron los 50º. Otro tanto, en Japón, en el 2018, donde 71.000 personas fueron internadas por no soportar las temperaturas extremas.

El agua

Los océanos absorben cerca del 90% del calor que retiene el planeta, y eso hace que se eleven sus niveles de temperatura. A su vez, se ven alterados los índices de salinidad, y la vida submarina. Por ende, nuestra comida también.

oceano3.jpg

Al aumentar el calor, aumentan la evaporación de los océanos (el vapor de agua). La cantidad de agua evaporada que puede contener el aire se ve modificada por las altas temperaturas. Por lo tanto crecen las precipitaciones.

Los vientos

Los vientos mueven las tormentas. Si el Ártico o la Antártida tienen un calentamiento más rápido, entonces las corrientes se ven alteradas, y la dirección de los vientos pueden desordenarse. Algo de eso ocurrió en el 2017, cuando el huracán Harvey quedó detenido por 5 días en la zona de Texas, generando un desastre.

Además, el hecho de que los vientos no tengan su curso normal, provoca que los incendios se tornen más complicados y puedan durar más tiempo. Y cabe agregar, que cuando hay más altas temperaturas, hay más incendios.

gRAVE. Los fuertes vientos de anoche reavivaron las llamas de fuego, complicando la situación y generando nuevas víctimas fatales.
Los fuertes vientos reaviva las llamas de fuego, complicando la situación y generando nuevas víctimas fatales.

Los fuertes vientos reaviva las llamas de fuego, complicando la situación y generando nuevas víctimas fatales.

¿Por qué la crisis climática contribuye al aumento de incendios?

Las investigaciones muestran que los cambios en el clima han provocado condiciones cálidas y secas que aumentan el riesgo de incendios. A su vez, estos están creciendo en tamaño, intensidad y tiempo de duración.

Podemos afirmar que, si hay más días de altas temperaturas, hay inviernos más cortos y primaveras-veranos más largos. Esto significa que hay más días calurosos y menos días fríos. Con lo cual, se está produciendo un derretimiento más veloz en las capas de nieve. Esto genera que haya menos agua disponible para la vegetación durante los meses calurosos, conduciendo a una probable sequía.

Por otro lado, las plantas pierden agua en lo que sería el proceso de transpiración, cuanto más alta es la temperatura ambiente, más agua pierden, dejándolas más secas y más susceptibles al fuego.

Por último, el cambio climático, puede causar vientos más extremos avivando las llamas de los incendios.

El hombre: responsable de los incendios y de la crisis climática

Los incendios forestales suelen ser el resultado de la actividad humana, ya sean creados por la quema de diferentes materiales, o provocados por puntuales intereses económicos en la zona. El humano es responsable, y de eso, no hay duda. Pero, además, todo se vuelve más complicado cuando las condiciones climáticas son secas y de altas temperaturas.

Uno de los puntos más alarmantes de toda esta situación es que los incendios, son una amenaza para la calidad del aire. Cuantos más incendios hay, más crecen los problemas de salud, las enfermedades cardíacas, respiratorias, e incluso, aumentan los índices de mortalidad.

incendio

Según afirmó el político activista por el cambio climático, Al Gore, en junio de este año los incendios en la zona del Ártico liberaron más dióxido de carbono (CO2) que todas las emisiones de Noruega durante un año. Esto demuestra que el problema es mucho más grande de lo que pensamos, supera el ámbito de Córdoba, de Argentina, e incluso, el de la región Latinoamericana.

Pero, todas estas situaciones no están pasando desapercibidas: el Foro Económico Mundial advirtió que la crisis climática está siendo la amenaza número uno en la economía global. Y marcó que para arreglar la economía, primero, hay que arreglar la crisis climática.

*La autora es Licenciada en Ciencias de la Comunicación, periodista y miembro de la ONG "The Climate reality project"

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario