Las mejores opciones de inversión después del stress financiero

Opiniones

En términos de estrategia de inversión, el contexto del mercado de pesos invita tener cautela dado que el sell off mostró una fragilidad algo mayor a la estimada.

La semana pasada, el mercado de deuda en pesos mostró una situación de stress que no se daba desde el comienzo de la normalización de dicho mercado allí por 2020 luego del cimbronazo que significó el reperfilamiento de 2019. En concreto, tuvo lugar un fuerte sell off a lo largo de todas las curvas de títulos soberanos en pesos que disparó tanto las tasas nominales como las reales en el mercado secundario.

El evento no es trivial. Desde hace un par de años, los mercados globales voluntarios están virtualmente cerrados para Argentina, reduciendo las fuentes de financiamiento en un contexto en que por el momento no se observan señales concretas ni consistentes en lo que se refiere a la consolidación fiscal. En este marco, el financiamiento en el mercado doméstico cobró una mayor relevancia dado que relaja parcialmente las presiones sobre la emisión monetaria, que de todos modos fue muy elevada tanto en 2020 como 2021 y es la principal causa de los altos niveles de inflación que experimenta la economía.

El sell off en la curva de pesos presiona ahora al equipo económico a tomar medidas tendientes a su normalización, dado que las tasas del mercado secundario quedaron muy elevadas como para colocar deuda de forma sostenible en las licitaciones primarias. Asimismo, no puede recurrirse a la emisión monetaria por dos motivos. El primero es conceptual: emitir con estos niveles de inflación presionaría más sobre las variables nominales, pudiendo iniciarse una espiral inflacionaria y cambiaria, con todo lo que ello conllevaría. El segundo es más concreto: la meta cuantitativa de asistencia monetaria del BCRA limita la misma en 1pp del PBI.

El equipo económico reaccionó a fines de la semana pasada y reportes informales de mercado apuntaron a presuntas intervenciones del BCRA comprando títulos contra pesos para limitar la caída en los precios. Esto fue una medida excepcional, en el sentido que no es sostenible en el tiempo debido a que incrementaría de modo sustancial el ritmo de crecimiento de los agregados monetarios y presionaría sobre las variables nominales. Prueba de esto es el notable avance del dólar CCL desde el sell off hasta hoy.

Por ello, consideramos que una normalización en el mercado de pesos debería iniciarse con anuncios fiscales que intenten funcionar como ancla nominal en un marco en que el ancla fiscal del programa con el FMI se reveló débil. Esto no es tarea sencilla dado que el éxito de este tipo de anuncios depende siempre de la confianza que estos inspiren sobre los diversos actores de mercado, en un contexto en que la confianza en el gobierno viene cayendo de forma sostenida. Por este motivo, creemos que, si bien podrían verse anuncios en ese sentido, serían acompañados de ciertas regulaciones sobre el mercado de pesos buscando crear demanda por los papeles del Tesoro. Consideramos que estas podrían estar relacionadas al sector bancario y a canalizar tenencias de deuda-BCRA hacia deuda-Tesoro.

En términos de estrategia de inversión, el contexto del mercado de pesos invita tener cautela dado que el sell off mostró una fragilidad algo mayor a la estimada. Preferimos deuda CER en el espacio de pesos por sobre el resto, dado que la inflación continuaría en niveles altos y el carry del CER difícilmente sea superado por otra alternativa. Dentro de la deuda CER, optamos por papeles de duration no muy larga como X20E3, X17F3 y TX23 aunque también creemos que fondos como nuestro SBS Renta Pesos FCI ofrecen una exposición óptima a lo largo de la curva tanto en CER como en nominales. Por su parte, agregamos que puede haber valor en fondos de cobertura cambiaria como nuestro SBS Capital Plus FCI ante nuestro escenario base de aceleración en el dólar mayorista en un contexto de baja acumulación de reservas.

Para finalizar, hacemos mención a algunas alternativas para perfiles algo más arriesgados. En primer lugar, vemos valor en mediano plazo en Globales como GD35 y GD41 dados los precios actuales y con nuestros análisis marcando que tendrían retornos totales en dólares interesantes incluso en escenarios de stress en el futuro. No obstante, advertimos que el contexto internacional de tightening monetario de la Fed en Estados Unidos limita en parte el upside de corto plazo. Por otro lado, la valuación actual del Merval en CCL invita a apostar por carteras de equity diversificado pensando en el mediano plazo vía fondos como nuestro SBS Acciones Argentina FCI.

Economista de Grupo SBS.

Dejá tu comentario