16 de julio 2022 - 00:00

Vacaciones de invierno con los chicos en casa: ¿qué comemos hoy?

Desde ahora la rutina de los chicos estará signada por el descanso, el consumo de pantallas, la Play y salidas de esparcimiento. Atención a la comida chatarra y la poca actividad física.

comida rapida.jpg

La llegada del receso invernal implica no sólo el descanso escolar para los niños y niñas, sino que además son días en los cuales el despertador y la alarma del celular dejaran de sonar para todos ellos.

Estos días si bien implican un descanso y una desconexión en sus vidas del mundo escolar para los chicos, no lo es para los padres, quienes en muchos casos deben continuar con la jornada laboral, la rutina del orden y el que comer en el hogar.

A todo lo anterior, la rutina de los chicos de ahora en más estará signada por el descanso, el consumo de pantallas, la Play y demás acciones que de manera directa se conjugaran con salidas de esparcimiento, comida chatarra y poca actividad física.

Atento a ello, y teniendo en cuenta que el receso invernal deben ser días de descanso para los chicos, es importante entonces que también podamos pensar en la alimentación de estos, quienes ahora estarán más tiempo en casa.

Ahora bien, surge entonces preguntarnos, ¿qué podemos hacer de comer en casa durante este tiempo, y cómo involucrar la participación de los más pequeños?

En principio lo más importante es que como padres nos ocupemos de mantener pautas al momento de las comidas, ya que desarticular los horarios habituales de estas derivaran en “desorden y picoteo” durante gran parte del día, lo cual podría sumarse a varios días de sedentarismo y consumo de pantallas, siendo todo esto un combo perfecto que puede transformarse en rutina pos vacaciones, y luego en obesidad infantil en el caso de los más pequeños.

Si logramos incorporar un menú saludable en la mesa de vacaciones seguramente podemos actuar durante este periodo pensando en crear hábitos alimentarios que hasta el momento en muchos hogares argentinos no están presentes. Entonces pensemos en incorporar frutas y verduras de estación, cocinar juntos con los peques en el tiempo que podamos disponer en casa, dialogar, y gestionar salidas a los parques y plazas como momentos de recreación, sería una planificación ideal para estas vacaciones con los chicos.

En síntesis, las vacaciones y la alimentación saludable en los niños y niñas podrían traducirse en que estos son momentos ideales para fomentar hábitos alimentarios saludables ya que se deja de lado la presión por los horarios y demás actividades como la concurrencia al club y la práctica deportiva.

Es así que podemos pensar que la alimentación de los infantes no se toma vacaciones y no importa la estación del año que se trate, la alimentación saludable debe ser un hábito constante: ésta debe ser variada, equilibrada y saludable.

Invierno: por qué la alimentación sana no debe tomarse vacaciones

Como padres entonces nos espera un desafío grande: por un lado, entretener y llenar esas horas de ocio y, por el otro, continuar con el cuidado del crecimiento y desarrollo de los niños y niñas quienes además de descansar seguramente tendrán un picoteo más asiduo en casa, ingiriendo así más comida chatarra y más snacks pocos saludable.

Podemos aprovechar ese mayor tiempo que disponemos para estar con los niños y niñas para realizar actividades que les permitan ir adquiriendo pautas de alimentación saludable.

Por todo ello, y tal como es habitual mencionar cuando hablamos de hábitos saludables poder realizar actividades que involucren el jugar, aprender y comer sanamente resultan fascinantes. Descubrir colores, texturas, aromas y sabores; compartir la planificación de las comidas: elegir juntos las frutas y verduras de estación, conocer los alimentos que compramos y aprender cuáles contienen los nutrientes correctos para el crecimiento y desarrollo; participar en la cocción de los alimentos para que los niños y niñas se relacionen con las comidas es por demás enriquecedor y hará que las vacaciones y el receso invernal signifique para muchos hogares el comienzo de una nueva concepción alimentaria para los chicos, ¡y también para los grandes!

Especialista en Obesidad Infantil.

Dejá tu comentario

Te puede interesar