24 de septiembre 2015 - 23:30

En Nueva York, Francisco recordó "la vergüenza" por abusos sexuales de religiosos

Francisco encabezó la misa en la catedral de San Patricio, en Nueva York.
Francisco encabezó la misa en la catedral de San Patricio, en Nueva York.
El papa Francisco recordó este jueves en Nueva York "la vergüenza provocada" por el escándalo de abusos sexuales a menores por parte de sacerdotes que sacudió a la Iglesia católica estadounidense los últimos años.

"Sé que ustedes, como cuerpo presbiteral, junto con el pueblo de Dios, recientemente han sufrido mucho a causa de la vergüenza provocada por tantos hermanos que han herido y escandalizado a la Iglesia en sus hijos más indefensos", dijo Francisco en español en una vigilia con religiosos en la catedral de San Patricio, su primer acto en Nueva York, adonde llegó hoy procedente de Washington.

Familiares de víctimas de abusos manifestaron en las últimas horas su malestar por el hecho de que el papa no recordara a las víctimas y en cambio sí destacara la "valentía" de los obispos de Estados Unidos al afrontar "momentos oscuros (...) sin temer a la autocrítica ni evitar humillaciones y sacrificios".

"Con las palabras del Apocalipsis, les digo que soy consciente de que 'vienen de la gran tribulación'. Los acompaño en este tiempo de dolor y dificultad", agregó hoy en San Patricio el pontífice, de visita en Estados Unidos hasta el domingo.

Asimismo, se solidarizó con la comunidad islámica por la "tragedia" sufrida cerca de La Meca, donde hoy murieron 717 personas por una avalancha de peregrinos.

"Mi saludo por el día de la fiesta del sacrificio", dijo el papa dirigiéndose a la comunidad islámica al inicio del oficio religioso que presidió en la catedral de San Patricio, en Nueva York, segunda etapa de su viaje por Estados Unidos.

"Mi cercanía ante la tragedia que su pueblo ha sufrido hoy en La Meca. En este momento de oración me uno y nos unimos en la plegaria a dios nuestro padre todopoderoso y misericordioso", añadió Francisco

Francisco llegó a Nueva York en avión desde Washington y luego se trasladó en helicóptero desde el aeropuerto hasta Manhattan. Tras recorrer parte de las calles en su pequeño vehículo cerrado, se subió al papamóvil para completar los últimos metros del trayecto hasta la catedral en la mítica Quinta Avenida, en la que se oía el repicar de las campanas de San Patricio.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, entre otras personalidades, recibió en la puerta del templo al jesuita argentino, que saludó a los miles de personas que se acercaron a verlo al corazón de Manhattan.

Mañana viernes el pontífice hablará en Naciones Unidas en el inicio de la Cumbre del Desarrollo Sostenible, participará en una ceremonia interreligiosa en la Zona Cero por las víctimas de los atentados del 11 de septiembre, visitará una escuela en Harlem y oficiará por la noche una misa multitudinaria en el Madison Square Garden.

El sábado volará a Filadelfia con motivo del Encuentro Mundial de las Familias. El domingo culminará un viaje que antes lo llevó a Cuba.

Dejá tu comentario