Sebastián Lacunza

Victoria Donda y los dilemas del Frente UNEN

En un pequeño despacho, como los de la mayoría de los diputados, Victoria Donda recibe a Viernes. Ilustran el ambiente imágenes de Evita, el Che Guevara, Abuelas de Plaza de Mayo y Hugo Chávez. Donda es militante de Libres del Sur desde antes de convertirse en la nieta recuperada número 78, uno de los casos más intrincados y conmovedores de restitución de identidad. En 2007, cuando Cristina Kirchner fue electa presidenta, la joven ingresó a la Cámara baja por el Frente para la Victoria, pero ya al año siguiente, su organización se sintió excluida del oficialismo. A Donda no la hacen titubear las sombras que se ciernen sobre el Frente Amplio UNEN, en el que ella, embarazada de Trilce, ocupa el lugar del centroizquierda.

Una abuela, Licha, y su nieta, Ana Libertad

Por Sebastián Lacunza.- En la madrugada del 6 de diciembre de 1977 fueron secuestrados más de cien niños. Se trató de operativos conjuntos en Buenos Aires, La Plata, Mar del Plata, Córdoba, Mendoza y las provincias de Entre Ríos y Misiones. Horas después, Marta Vásquez, cuya hija embarazada estaba desaparecida, vería cómo un camión del Ejército cargaba los muebles robados de un departamento en Callao y Juncal, el mismo en el que una patota del Batallón 601 se había llevado a adultos y niños.