Espionaje M: exespía apuntó a la cúpula de la AFI

Política

Mercedes Funes Silva dijo que "toda la información subía de manera detallada a Majdalani y a Arribas".

La exagente de la AFI Mercedes Funes Silva declaró por escrito días atrás ante la Bicameral de Inteligencia que toda información que recolectaba el equipo que integraba “subía de manera pormenorizada a (Silvia) Majdalani y (Gustavo) Arribas”, ex director y subdirectora, respectivamente, de ese organismo durante el gobierno de Cambiemos.

La semana pasada cuando fue llamada a declarar ante la comisión, en el marco de las reuniones que mantiene ese cuerpo para analizar las denuncias sobre espionaje ilegal, se limitó a presentar un escrito de su autoría.

"La AFI era una sola y su estructura de mando también era única, piramidal y comenzaba en Gustavo Arribas, continuaba en Silvia Majdalani y en lo que respecta a la cadena de mandos mis superiores fueron las personas que ocuparon sucesivamente el cargo de director de Contrainteligencia, de Operaciones y Operaciones Especiales", sostuvo, según el contenido del escrito.

En el texto enviado a los legisladores, Funes Silva relató que "el 5 de enero de 2016" fue "convocada al ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires", donde le informaron que había sido "trasladada en “comisión externa” a la Agencia Federal de Inteligencia".

"En ese momento se me hizo entrega de un sobre cerrado dirigido a Majdalani” y comentó que “el traslado no me llamaba la atención porque conocía a (Jorge) Sáez (ex suboficial del Servicio Penitenciario Federal), con quien compartí destino en la policía metropolitana en la comuna 4", continuó.

Recordó que "ese mismo día" se entrevistó junto a Sáez y “a otro exespía, -Leandro- Araque, con -Diego- Dalmau Pereira, quien se presentó como director de la AFI y adelantó que estarían bajo sus órdenes".

"Participé de innumerables actividades vinculadas con inteligencia criminal, relacionados con lavado de activos, pedofilia y encubrimiento", enumeró.

Funes Silva dijo también que "desde la llegada de Alan Ruiz, que era director de operaciones especiales, otros agentes hicieron comentarios personales y en los grupos de Whatsapp, diciendo que les habían ordenado la realización de seguimientos a políticos y periodistas"

"Esa circunstancia me llamó la atención (porque podrían constituir tareas operativas impropias o ilegales) por lo que inmediatamente le trasmití mi inquietud a Ruiz, quien me aseguró que debían cumplirse debido a requerimientos judiciales", detalló en el escrito.

En ese sentido, dijo que no intervino "en operativos de esa índole" y que siempre manifestó a Ruiz lo que "la inquietaba". "Todas y cada una de mis actividades en el organismo estuvieron en pleno conocimiento de las máximas autoridades que conformaban la cadena de mando íntegra del organismo. Jamás observé que escisión o independencia de la actividad de los directores respecto de los superiores máximos, todo lo contrario", aseveró.

En su relato, reveló: "En el mes de setiembre u octubre de 2018 me fue informado que junto a otros compañeros pasábamos a cumplir actividades en la Dirección de Operaciones Especiales".

"Yo estuve en ese lugar, me desempeñé como integrante de los equipos de trabajo, se me ordenaron y confeccioné distintos informes, siendo que incontables veces me fue advertido de su importancia porque serían recibidos por las máximas autoridades del organismo", apuntó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario