Mario Poli: "El virus hizo saltar todo por el aire y se hace necesario preservar la unidad"

Política

El arzobispo porteño destacó el del Gobierno para cuidar a la gente y el trabajo de los médicos para sanar a los enfermos. El Presidente siguió la ceremonia por video desde la Residencia de Olivos.

El presidente Alberto Fernández participó este lunes de manera virtual del tradicional Tedeum que se celebra cada año por el 25 de Mayo, y que esta vez contó con características inéditas dado que, por primera vez, se realizó a puertas cerradas en la Catedral metropolitana, debido al aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el coronavirus.

Alberto Fernández Fabiola Yañez.jpg
El presidente Alberto Fernández y Fabiola Yáñez participaron este 25 de mayo del izamiento de la bandera argentina en la Quinta de Olivos. 

El presidente Alberto Fernández y Fabiola Yáñez participaron este 25 de mayo del izamiento de la bandera argentina en la Quinta de Olivos.

La tradicional celebración fue presidida por el arzobispo de Buenos Aires y cardenal primado de la Argentina, Mario Poli, sin la presencia de funcionarios ni fieles. "No hay que perder las esperanzas", dijo Poli antes de ingresar a la Catedral porteña, según informó Radio 10.

"El virus hizo saltar todo por el aire", dijo durante su homilía, donde pidió especial cuidado de los pobres e indigentes ante los masivos contagios. "Se hace necesario preservar la unidad", afirmó el líder religioso.

“La humanidad es una y nos surge entrelazar sentimientos comunes”, aseguró al abogar por una lucha conjunta contra la pandemia. En ese marco, Poli abogó por una “mirada solidaria con pueblos que tiene menos que nosotros, como lo hizo la Argentina en otras oportunidades”.

El primado dijo que en el actual contexto del Covid-19 no debe haber espacio para las especulaciones, y aseguró que "tampoco hay lugar para llevar al terreno de las ideologías, posturas partidistas o intereses sectoriales, ya que se trata de decidir sobre la vida de todos los argentinos y, por lo tanto, se hace necesario preservar la unidad".

"Hace pocos días, el Papa Francisco manifestó: 'Algunos gobiernos han tomado medidas ejemplares con prioridades bien señaladas para defender a la población. Es verdad que estas medidas molestan a quienes se ven obligados a cumplirlas, pero siempre es para el bien común y, a la larga, la mayoría de la gente las acepta y se mueve con una actitud positiva'", recordó el arzobispo de Buenos Aires.

Al recordar las recientes declaraciones del Papa Francisco, también afirmó: “Los gobiernos que enfrentan las crisis muestran las prioridad de las decisiones: primero la gente. Todos sabemos que defender a la gente supone un descalabro económico, pero sería triste que se optara por lo contrario, lo cual llevaría a mucha gente a la muerte, como un genocidio virósico”.

El cardenal agradeció la ardua tarea de los médicos, enfermeros y profesionales de la salud. “Miles de samaritanos anónimos se han puesto al hombro la vida” de los contagiados, expresó, y recalcó que en día que se “escriben honradas páginas de la vida nacional, (los médicos) son parte de una gran cruzada por la vida, son valorados por los que estamos en casa y dependemos de ellos, aunque muchas veces padecen la indiferencia de algunos”.

Esta fue la primera conmemoración de la fiesta patria desde que Fernández asumió la Presidencia. El Jefe de Estado la siguió desde la residencia de Olivos.

Además del cardenal Poli estuvieron en el templo católico, el padre Alejandro Russo, así como representantes de otras confesiones que realizaron una oración interreligiosa. Entre ellos se encontraron la rabina Silvina Chemen, la pastora Wilma Rommel, el obispo ortodoxo Joseph Bosch, y el sheij Abdel Nabi Alhifnawi.

La celebración del Tedeum -que significa en latín: "A ti, Dios"- se realiza todos los 25 de Mayo desde el primer gobierno patrio de 1810, en agradecimiento a Dios por el surgimiento del Estado argentino que proclamó su independencia formal en 1816.

Todas estas prácticas habituales el 25 de mayo de cada año quedarán suspendidas esta vez por las restricciones impuestas por la pandemia del coronavirus, que incluyen la prohibición de realizar celebraciones religiosas en los templos de la ciudad y el conurbano bonaerense, entre otras medidas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario