Berni admitió que es "sospechoso" el crimen del maquinista

Política

El secretario de Seguridad, Sergio Berni, admitió que "es sospechoso" el asesinato del maquinista Leonardo Andrada, testigo en la causa por el accidente ferroviario de Once, aunque sostuvo que "hay que dejar que la Justicia avance en su investigación".

Si bien consideró que "habría que seguir profundizando la investigación hasta poder dar una versión clara", Berni admitió que "es sospechoso" el crimen que tuvo como víctima a uno de los testigos de esa causa.

"Hay que dejar que la Justicia avance en su investigación y sacar las conclusiones", opinó el secretario de Seguridad en declaraciones a radio La Red.

Así se pronunció al ser consultado por el hecho ocurrido el último viernes, cuando Andrada, uno de los testigos claves en la causa que investiga la tragedia de Once, fue encontrado muerto con cuatro balazos en la espalda en una parada de colectivos del partido bonaerense de Ituzaingó.

Andrada era el maquinista que condujo la formación de la línea Sarmiento hasta la estación de Castelar, donde se la entregó a Marcos Córdoba, quien conducía el tren cuando ocurrió el accidente que dejó 51 muertos el 22 de febrero de 2012.

Según dejaron trascender fuentes policiales a Noticias Argentinas, cuando fue hallado el cuerpo al motorman sólo le faltaba el teléfono celular pero "podría tratarse de un robo" porque había "indicios de haber forcejeado".

El testimonio de Andrada era de importancia para la investigación dado que había ofrecido algunos detalles acerca del funcionamiento de los frenos del tren antes del accidente.

Una semana después del accidente, Andrada había declarado ante la Justicia que manejó la formación hasta la estación de Castelar y que allí fue relevado por Córdoba.

En su declaración, Andrada había dicho que la formación salió sobrecargada de la estación de Moreno y que por ello iba más lento que lo habitual, además de que necesitaba ser frenada con antelación.

En tanto, el secretario general del sindicato La Fraternidad, Omar Maturano, pidió no hacer "conjeturas" sobre el asesinato y afirmó que hasta el momento todo indica que se trató de un "asalto al voleo".

"Creemos que es un hecho más de inseguridad. No creamos conjeturas con respecto al accidente de Once. Creemos que fue un asalto al voleo nomás, porque el compañero Andrada no tenía amenazas. Y además no era el único testigo", sostuvo Maturano.

Dejá tu comentario