Bonafini habló pero volvió a esquivar el tema Schoklender

Política

La titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, evitó nuevamente referirse a las denuncias por irregularidades con fondos púbicos que cayeron sobre el ex apoderado de la organización, Sergio Schoklender, pidió no "perder el tiempo en pelotudeces" e insultó a Mauricio Macri por su gestión en el Gobierno porteño.

Bonafini encabezó esta tarde un acto en Plaza de Mayo, pero pese a la expectativa que existía en torno a su palabra sobre las denuncias contra su ex apoderado, decidió no hablar del tema: "Se van a tener que morder la cola", dijo al respecto.

"Algunos vorazmente están acá esperando a ver qué carajo va a decir la Hebe, pero se van a tener que morder la cola porque la Hebe lo único que quiere es tener el país que querían nuestros hijos. Hay demasiada sangre como para perder el tiempo en pelotudeces", recalcó la titular de la organización.

Flanqueada por funcionarios de la Casa Rosada y militantes de distintas agrupaciones afines al Gobierno, que llenaron la plaza con banderas y pancartas de respaldo a las Madres, Bonafini dio un discurso y alentó la candidatura de la presidenta Cristina Kirchner por su reelección el 23 de octubre próximo.

"Qué maravilla que otra vez la solidaridad sea lo que prima es esta plaza. Gracias compañeros por ser hijos de las Madres, porque acá estamos defendiendo más que a las Madres al proyecto nacional", arrancó Bonafini, única oradora en el escenario montado en el centro de la Plaza de Mayo.

A su entender, la jefa de Estado es el "único camino" en octubre próximo y aunque "parece débil" -afirmó- es "un tractor".

"Qué Presidenta que tenemos, qué ejemplo. No es que nos olvidemos del pasado, porque del pasado y del presente construimos el futuro. Esta mujer, que parece débil y frágil, es como un tractor, que abre el camino y nosotros no tenemos que dejar que nadie lo ensucie", recalcó.

Ante una tribuna kirchnerista conformada por La Cámpora, la JP, Martín Fierro y Kolina, entre otras agrupaciones, Bonafini subrayó: "No hay fragilidad en su cuerpo, porque en su mente sabe que somos miles que le exigimos que sea Cristina 2011. No hay otra salida".

"Falta mucho construir, pero tenemos mucho hecho. Yo me considero una pendejita y con los chicos de La Cámpora podemos hacer un gran lío", arengó la titular de Madres y arremetió: "Que nadie pierda el tren, no se lo pierdan porque en octubre no van a alcanzar las plazas para festejar".

Bonafini afirmó, en tanto, que por las políticas de la Casa Rosada "ya no están todos esos comedores para niños y no reparten más comida en carritos para los que se morían de frío en la calle", pero en ese marco apuntó al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri.

"Lo que resta en la Ciudad es responsabilidad del hijo de puta de Macri, que no hace nada", enfatizó Bonafini.

En otro orden, agradeció a "los compañeros de la CGT" por haber convocado a sus integrantes a participar de la concentración de este jueves en Plaza de Mayo.

"Nunca hubiera pensado que los de la CGT iban a ser compañeros con las Madres. Gracias", dijo Bonafini, al expresar su sorpresa por la actitud de la central que dirige el camionero Hugo Moyano.

La titular de Madres se expresó de esta forma luego de que sus compañeras de la organización realizaran la típica ronda de los jueves alrededor de la Pirámide de Mayo, sin su participación, ya que ella llegó justo para dar su discurso.

Junto a Hebe estuvieron el secretario de Comunicación, Juan Manuel Abal Medina, por quien dijo tener "una debilidad"; el titular de la SIDE, Héctor Icazuriaga; el titular del Sistema Nacional de Medios Públicos, Tristán Bauer; el titular del gremio de Judiciales, Julio Piumato; el líder de la Federación Tierra y Vivienda (FTV) Luis D´Elía; y los diputados nacionales Martín Sabbatella y Ariel Basteiro; entre otros.

Dejá tu comentario