El campo podría endurecer las medidas si no hay respuesta a sus reclamos

Política

Convocaron a un paro para el próximo 13 de julio. La Mesa de Enlace explicó que protestará realizando una "jornada federal", que incluirá movilizaciones pero sin cortes de rutas.

El sector agroindustrial anunció un cese de comercialización de granos y hacienda para el próximo 13 de julio. Tras un encuentro del que participaron no sólo las 4 entidades sino también el resto de las cámaras, cadenas productivas y por primera vez, los productores autoconvocados, que tiempo atrás realizaron un “tractorazo” en la Ciudad de Buenos Aires.

Le medida se llevará a cabo con la idea de encontrar soluciones a los problemas que atraviesa el sector, específicamente por la falta de gasoil que complica las actividades productivas.

Ahora, el campo “unido” se manifestará en distintas ciudades de todo el país en un contexto complejo, ya que todavía hay presencia de transportistas y el conflicto esta latente.

La Mesa de Enlace explicó que protestará realizando una “jornada federal”, que incluirá movilizaciones pero sin cortes de rutas: una medida que muchas veces fue criticada y que el campo no planea repetir.

A través de un comunicado, Coninagro, Sociedad Rural Argentina, Confederaciones Rurales Argentinas y Federación Agraria Argentina detallaron que “resulta urgente el acceso al gasoil y a los fertilizantes para evitar una parálisis total del aparato productivo”. También precisaron que “es necesario que haya menos intervenciones dañinas, que se baje el gasto público y que se ponga fin a la crisis energética”.

La Mesa de Enlace detalló en un comunicado que “el sector agroindustrial genera casi 4 millones de empleos en todo el país, el 70% de las exportaciones y 8 de cada 10 divisas netas”. Esa misma información es que la que pretenden se difunda a través de los medios de comunicación, para que la sociedad capte la importancia que tiene el sector en la generación de divisas. Además, la dirigencia rural continuará con el diálogo que mantiene con legisladores y gobernadores buscando apoyo político en cada una de las regiones donde el campo es protagonista en la realidad económica.

Quienes por primera vez participaron de un encuentro de estas características fueron los productores agrupados en la Asociación Argentina de Productores Autoconvocados (AAPA).

Uno de los referentes de la entidad, Pedro Zabala, aseguró en diálogo con Ámbito que “en el día de hoy mostramos la union que pregonamos siempre desde nuestra entidad”.

Zabala fue uno de los organizadores del tractorazo que llegó a la Ciudad de Buenos Aires en el mes de abril, donde se pudo mostrar el descontento que expusieron miles de productores que consideran que la Mesa de Enlace tiene baja representatividad de quienes trabajan en el campo.

El dirigente rural aseguró que “faltaron algunas medidas, pero es un buen principio de unidad. Podríamos haber pedido al Congreso que se unifique el tipo de cambio, eso sería muy bueno para las economías regionales. Ya no podemos trabajar con 5 o 6 dólares diferentes. El tipo de cambio real es el informal y modificarlo beneficiaría a todas las actividades productivas”.

Al ser consultado sobre el impacto que eso tendría en la inflación y por consiguiente en la vida diaria de los argentinos, Zabala detalló que “en cierta forma eso beneficiaría a quien produce y también a los consumidores porque la suba de los precios tiene mas que ver con establecer niveles dentro de las cadenas de comercialización. Si al productor le pagan $ 30 por cada litro de leche y en la góndola cuesta $ 130, ahí tenemos un desfasaje que nada tiene que ver con el dólar. Lo que se anunció hoy es sólo un punto de partida y ya acordamos que pronto tendremos otra reunión en la que vamos a pedir que se endurezcan los reclamos”.

De la presentación participaron el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Nicolás Pino, su par de Confederaciones Rurales Argentina (CRA), Jorge Chemes, y el vicepresidente de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), Elbio Laucirica, quienes se definieron como “actores claves en la transformación y en la generación de soluciones para el desarrollo de la Argentina. Vivimos un momento histórico, que le da a nuestro país una oportunidad excepcional que no debemos dejar pasar”.

Dejá tu comentario