La Rural con alta afluencia de figuras de la oposición

Política

Tal llegó ayer el descontrol, que hasta se calmó -parcialmente- la interna de la oposición que quiso aprovechar la distracción del oficialismo, para reacomodarse un poco. Igual ocurrió con los gobernadores, aunque algunos estuvieron un poco mas “activos” que otros. En medidla reapertura después de 3 años, de “la Ganadera”, la exposición de la Rural en Palermo también comenzó a recalentarse, con la afluencia no solo de público general, alentado por las vacaciones de invierno, sino también de políticos, dirigentes y gobernadores que como nunca poblaron el predio en un año sin elecciones.

Sorprendió la llegada e ingreso de Mauricio Macri con pocos aplausos, aunque en la salida tuvo mas y hasta público esperándolo. Todo el mismo día que en varias mesas se ubicaban Elisa Carrió, María Eugenia Vidal o Roberto García Moritán, a quien después del rally que tuvo el dólar este año todos miraban y pasaban a saludas como gurú mas calificado.

Por supuesto que los avatares del gobierno cobraron entonces un vuelo inusitado (en parte, también, por la presencia de periodistas), y en cada rincón se registraban corrillos opinando, y especulando, con las jugadas siguientes, lo que recién comenzó a desbrozarse en jueves, tarde, cuando se definió la cabeza del nuevo equipo: Sergio Massa, quien casi inmediatamente adelantó que recién entre hoy y el miércoles, dará a conocer equipos y medidas. Eso sirvió para que también los mercados se calmaran un tanto, y todo ingresó en una tensa espera, con muchos trascendidos, y una demora forzada para los hombres de empresa a quienes les urgen las definiciones. “En tres meses se para el petróleo”, alarmaba el CEO de una de las empresas lideres, mientras engullía un megachoripán “ahumado” XXL en lo de los Petersen, que hizo furor con su sándwiches y cortes. Las limitaciones de importación de repuestos y materias intermedias también afecta a muchas otras empresas, como las de alimentos por la falta de envases que ya llega a nivel de crisis.

“Ni cartón de Chile tenemos”, se alarmaba otro destacado industrial muy cerca de allí, también enojado con los legisladores que aprobaron un etiquetado frontal de alimentos que impide vender en Brasil, al mercado gigante vecino. “Hay que hacer un nuevo acuerdo que salve esto, pero el horno no está para bollos después de los Uruguay con China”, señaló aludiendo al fracaso de la última reunión, ya la insistencia del presidente Lacalle Pou en negociar en forma bilateral si el resto de los socios no lo acompaña.

Dejá tu comentario