Larreta, con versión "ligth" del toque de queda sanitario

Política

El Gobierno porteño le da su impronta a las medidas decididas por la Nación para amortiguar segunda ola. Agrega estacionamiento libre y retraso de apertura de comercios no esenciales y teletrabajo.

Horacio Rodríguez Larreta explicó ayer cómo implementará las medidas que determinó el Gobierno nacional para los distritos de mayor riesgo epidemiológico, donde se encuentra la Ciudad de Buenos Aires. Además de algunas medidas propias, tal como anticipó este diario, el jefe de Gobierno debió hacer equilibrio entre la decisión de respetar las normas y los embates de Juntos por el Cambio a partir de un documento que firmaron los dirigentes, incluido Larreta, rechazando restricciones severas.

De esa manera el jefe de Gobierno rechazó la restricción de circular a partir de las doce de la noche, porque consideró que no era riesgoso estar al aire libre con barbijo, pero que entendía que la medida, que impone una suerte de toque de queda desde las cero hasta las seis, apuntaba a que se generen aglomeraciones.

"Con respecto a la restricción a la circulación, ya expresamos que no estamos de acuerdo porque está comprobado que circular al aire libre y con tapabocas no genera contagio”, dijo el jefe porteño, ayer durante una conferencia de prensa matutina. Explicó que “ahora, como toda norma, la vamos a respetar de acuerdo con el espíritu que nos manifestó el Gobierno nacional de que esta medida apunta a evitar las concentraciones de gente y no a quienes están volviendo a su casa o cumpliendo una función esencial”.

Además, con respecto a las actividades nocturnas, que deben concluir a las 23, la Ciudad definió que "tal como lo estableció el Gobierno nacional", en los bares, restoranes, cines y teatros se van a cerrar las puertas a esa hora y no se va a poder entra, pero quienes todavía se encuentren dentro, podrán quedarse a terminar su comida o su función y retirarse antes de las 12 de la noche. Los negocios gastronómicos pueden reabrir a las 6.

Por otra parte, la Ciudad liberará 21% de espacios de estacionamiento para facilitar el uso del auto y liberar algo de ocupación del transporte público (ver aparte), mientras que también, como norma propia anunció que los comercios no esenciales , atenderán a partir de las 10 de la mañana "con el fin de escalonar la movilidad" y evitar que se "generen aglomeraciones de trabajadores, estudiantes y docentes".

Se van a reprogramar los espectáculos masivos y van a cerrar los casinos y los bingos, según la indicación del Gobierno nacional y por su parte, el Gobierno porteño recomendó ayer, también en sintonía con Alberto Fernández, que se implemente el teletrabajo para "reducir al máximo posible la cantidad de personas en los lugares cerrados".

Esa decisión había sido rechazada anteriormente por la Ciudad, que asegura que parte del equipo de la administración porteña se encuentra abocado a tareas vinculadas al covid-19 y en atención al público. Ayer, Larreta indicó que eso continúa pero que "todo el resto va a trabajar de forma remota" y pidió al sector privado que acompañe la medida.

Para el cumplimiento de todas esas disposiciones, el Gobierno de la Ciudad asegura que va a reforzar los controles en el espacio público, las zonas más comerciales, el transporte y centros de trasbordo entre otros puntos.

En la presentación, el jefe de Gobierno explicó o que "vamos a volver a promover el teletrabajo para todas las actividades que se pueda. El transporte público estará reservado para los trabajadores esenciales. Vamos a reforzar los controles en el espacio público, el transporte, los centros de transbordo, los comercios, la gastronomía, para que se puedan seguir realizando las tareas, pero de manera cuidada".

Reafirmó también "mantener el compromiso de la presencialidad en las escuelas, siempre que la situación lo permita" y dijo que "la búsqueda de todos estos equilibrios entre las necesidades de cada uno se sustenta en la confianza que se construyó entre todos".

"Es una confianza que nos permite estar seguros de que cada uno va a hacer lo posible para cuidar al resto. No es el miedo lo que nos va a hacer cambiar nuestras costumbre: es la acción colectiva, es tener un camino común y la convicción de que trabajando juntos vamos a salir adelante", añadió.

Dejá tu comentario