Larreta ya llevó a Provincia su plan de apertura para aplicar la semana próxima

Política

La "responsabilidad social" será clave para nueva etapa que requerirá mayor control. Lanzan app para ayudar a comercios en crisis.

Una nueva reunión entre funcionarios de la Ciudad y de la Provincia de Buenos Aires se realizó ayer para acordar las pautas de la nueva apertura de la cuarentena que, parece un hecho, pero aún está sujeta a los índices que muestre la pandemia de aquí al viernes. Ese día se espera el anuncio del Gobierno sobre cómo se desandará el aislamiento obligatorio.

En principio, Horacio Rodríguez Larreta mantiene el plan de regresar la situación al 30 de junio, cuando culminó lo que se llamó cuarentena “ligth” para iniciar una reclusión más estricta.

Una etapa iría hasta fin de mes, con un plan para implementar por semana. En ese ciclo que comenzará el sábado se abrirán, este fin de semana, actividades al aire libre y paseos con niños que irán aumentando de forma gradual hasta llegar a todos los días. Los comercios de cercanía de rubros no esenciales que son entre 50 y 70 mil tendrán permitido nuevamente levantar las persianas. No lo harán todos por la cantidad de locales que ya cerraron definitivamente. Ropa y calzado tendrán que esperar unos días para incorporarse a la flexibilización y algo más los shopping, donde ya calculan que cerca de 30% de los negocios no se sumará a la apertura porque ya dieron de baja sus contratos de locación. De todos modos, en el momento en que se permita abrir a los locales de galerías comerciales, se contemplará a los shopping pero esa apertura excluirá en un principio a los locales de comida, cines y entretenimiento.

El plan de Larreta es una fase 3 ampliada que hasta tiene prevista la habilitación de las peluquerías. Todo será monitoreado por semana para ampliar la oferta y con la expectativa de que no ocurra un pico mayor de contagios que obligue a una marcha atrás.

Mientras, el ministro de Desarrollo Económico y Producción de la Ciudad, José Luis Giusti, participó ayer de la presentación de la aplicación móvil “Estoy Cerca”, que lanzó la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (FECOBA) para intentar que suban las ventas en los comercios de proximidad que durante la apertura anterior apenas sumaron 30% de lo que vendían antes de la primera cuarentena.

Se trata de una app gratuita para ubicar comercios por categoría o barrio y obtener datos de contacto para que los usuarios puedan hacer pedidos.

“Es una herramienta que generará posibilidades de desarrollo a los pequeños empresarios y les permitirá competir con las grandes cadenas”, dijo Giusti y adelantó que “el Gobierno va a colaborar para que el uso de esta aplicación se expanda a todas las pymes de la Ciudad”. La App ya está disponible para descarga en dispositivos móviles.

El ministro también participó ayer de la reunión de funcionarios porteños con bonaerenses. El encuentro fue la ciudad de La Plata, tras la reunión que el lunes mantuvieron Larreta y Axel Kicillof, para que equipos de trabajo ministeriales de la provincia de Buenos Aires y la Ciudad repasaran los datos sanitarios para avanzar con sus planes (diferenciados) para la próxima semana. Participaron el jefe de Gabinete de Kicillof, Carlos Bianco, el ministro de Salud Daniel Gollán y el ministro de Producción, Augusto Costa. Por la Ciudad estuvieron, además de Giusti, el jefe de Gabinete de Felipe Miguel y el ministro de Salud, Fernán Quirós.

Desde la Ciudad, el vicejefe porteño, Diego Santilli, confirmó que “de acá al viernes vamos a seguir mirando los números” y que “sentimos que estamos en una curva con una cierta moderación y cuando uno mira las camas de terapia intensiva están en los mismos niveles de hace diez días”.

“Así que vamos a seguir analizándolo y, si sigue de esta manera, vamos a tratar de ir desarmando la cuarentena, volviendo a la etapa anterior y poder definir qué actividades podemos ir sumando”, expresó el vicejefe y ministro de Seguridad y Justicia.

Desde la provincia, Teresa García, ministra de Gobierno bonaerense, mostró otro enfoque. “Si los números acompañan, la atención del gobernador está en el tema de la producción y la actividad industrial”, dijo y que “no se pueden abrir actividades que sigan complicando los contagios”.

“Nosotros saltamos de la fase 3 a la cuarentena restringida el 1 de julio para aplanar la curva. Si los casos no disminuyen, ¿cuál es el sentido de abrir en el medio de un contagio masivo?”, preguntó la funcionaria y remarcó que “no se pueden jugar partidos de fútbol ni comer asados con amigos”, pero hay que privilegiar que puedan ir a trabajar los que deben hacerlo”, por lo que pidió “responsabilidad social” .

Dejá tu comentario