Larreta ya tiene listo otro capítulo de la guerra por los fondos

Política

La pelea por la quita de recursos al Gobierno porteño, no tiene fin, pero ahora se concentra en el máximo tribunal. El jefe porteño sumará una presentación. El Banco Central, agregó la suya.

“En la Corte, la apertura de recursos tiene un nivel de discrecionalidad pasmosa que no puede tolerarse y debe ser corregido”, criticó, Alberto Fernández, el fin de semana, al máximo tribunal. Y es allí donde ahora se dirime la pelea por los fondos porteños, la quita que dispuso el Gobierno nacional sobre los recursos por la transferencia de la Policía, que considera fueron calculados demás. El Presidente dispuso la rebaja en un decreto que terminó consolidando el proyecto de ley que obtuvo sanción definitiva el jueves en el Senado.

Pero la pelea política, desde esa sesión de la Cámara alta, tuvo otro episodio. Ese mismo día, la Legislatura porteña sancionó las leyes de Presupuesto, Tarifaria y Código Fiscal. Allí eliminó la exención de Ingresos Brutos para las operaciones financieras y además le agregó un punto más a ese tributo, imponiendo en 8% el gravamen. El Banco Central fue a la Corte Suprema para que se declare inconstitucional esa decisión, que Horacio Rodríguez Larreta fundamentó en la necesidad de recuperar fondos ante la quita. El propio jefe porteño y cada uno de los legisladores que tomó la palabra en el recinto, repitieron que “si la Corte” concediera la medida cautelar que pidió hace dos meses, el ajuste en el Presupuesto y los nuevos impuestos desaparecerían. Una manera de presionar a los jueces. Larreta volverá a la Corte esta semana. Tiene el escrito casi listo para cuando se promulgue la ley que le recorta $65 mil millones de acuerdo a sus cálculos y agregará a su presentación anterior que también pide que se considere inconstitucional el decreto presidencial que le recorta 1.18% de coparticipación, el daño mayor que considera le propina la ley. Es que, en 2016, Mauricio Macri, quien era el Presidente, decretó que los recursos correspondientes a la transferencia de la Policía, se transformaran en puntos de coparticipación. Alberto F. revirtió, con la ley, esa disposición y que sea una suma que se estipule cada año en el Presupuesto nacional.

El Banco Central, tras las aprobación de los impuestos a las operaciones financieras, le pidió a los jueces supremos que se ordene la inmediata suspensión de los efectos de la normativa y que le ordene al Gobierno de la Ciudad “ que se abstenga, hasta el dictado de la sentencia definitiva y firme, de llevar a cabo cualquier acto que implique poner en ejecución el gravamen aludido”.

Para la entidad que conduce Miguel Pesce “se encuentran en juego cuestiones de máxima gravedad institucional” y las leyes aprobadas por la Legislatura gravan operaciones que impactan en forma directa en la política monetaria cuya ejecución le corresponde al Banco Central de acuerdo a la Constitución.

El ministro de Hacienda porteño, dijo en cambio que “la exención la eliminó Tucumán, San Luis, Salta y Misiones” y que “parece que cuando lo hace la Ciudad es distinto”.

“Esto se enmarca en algo que va mucho mas allá de los fondos de la Policía. Hay una idea de desfinanciar la Ciudad”, apuntó el ministro.

Ayer, Alberto Fernández cruzó los dichos de Diego Santilli. El vicejefe dijo que “vamos a dejar de hacer un montón de obras de infraestructura para sostener y consolidad esta baja de recursos” y el Presidente respondió que Nación le estaba dando “un punto de más para pagar Seguridad”. Alberto F. se preguntó quién paga la seguridad “de los correntinos, de los jujeños... ¿y de los porteños?”. “Nosotros estamos cumpliendo con lo que la Ley manda y Rodríguez Larreta debería estar agradecido que no le pedimos que nos devuelvan lo que cobramos durante cuatro años y no les correspondía”.

Desde la Ciudad aseguraron que la ley aprobada por el Congreso determina que, a partir del año 2021, los recursos del Servicio de Seguridad para el distrito se establecerán mediante una suma fija de $24.500 millones anuales ( un monto que de acuerdo a la norma se discutirá durante 60 días para llegar a un acuerdo) y que “con la ejecución del tercer trimestre del corriente año presentada ante la Legislatura de la Ciudad, el servicio de Seguridad Pública en la CABA registra ya una inversión de $48.000 millones”, el doble de lo que propone la ley en cuestión.

“Se terminan las grandes obras en la Ciudad hasta tanto se tenga un fallo de la Corte Suprema que devuelva los recursos de CABA”, aseguró ayer Santilli en sintonía con el reclamo de los funcionarios porteños, que en rigor esperaban que antes de que se sancionara la ley que mortifica al distrito los jueces le dieran luz verde a la cautelar y así frenara el recorte de los fondos que recibía la Ciudad, dejando la coparticipación en el 1.40 % histórico y transformando el 2.10% restante en una suma anual.

Dejá tu comentario