Coimas en el Senado: exsenador dijo que la denuncia fue para "demolerlo" a De la Rúa

Política

El exsenador peronista Augusto Alasino negó este jueves que haya cobrado sobornos en 2000 para votar la reforma de la ley laboral y dijo que la denuncia tuvo como objetivo "demoler" al entonces presidente Fernando De la Rúa, también enjuiciado por el hecho.

Alasino fue indagado por el Tribunal Oral Federal Número 3, acusado de haber cobrado una parte de los cinco millones de pesos que el "arrepentido" Mario Pontaquarto dijo haber entregado para que el peronismo aprobara la ley en abril del 2000.

"Nosotros no cobramos, no precisábamos cobrar porque ganábamos muy bien, teníamos además de excelentes sueldos, pasajes por desarraigo, que si no los usábamos los podíamos canjear, y gastos extraordinarios", apuntó.

En su declaración, el exsenador aseguró además que la denuncia por el presunto pago de coimas tuvo como fin "demoler a De la Rúa en lo que era intachable" porque "decirle que era deshonesto nadie lo creía".

Alasino, quien aclaró que "no era menemista", dijo que bien podía decirse del ex presidente era "distraído": "Por ahí no se dio cuenta y la plata salió y bueno...", ironizó.

"Hubo una desestabilización de De la Rúa no sólo por los nuestros, es cierto que el peronismo conspira, es como el escorpión, si no estamos ahí, conspiramos", expresó Alasino, quien dijo sin embargo que "más culpa tuvo la Alianza".

Según dijo, en oportunidad de ser indagado por el juez federal Daniel Rafecas, él creyó que "había una estafa procesal" y que el magistrado era "víctima" de la misma, pero aseguró que después se dio cuenta "de que él era cómplice".

Al inicio de su indagatoria, Alasino explicó los pormenores previos al tratamiento y aprobación de la reforma laboral y aseguró que "el texto de la ley satisfacía a los peronistas", por lo que no fue necesario el pago de sobornos.

Además, acusó a Pontaquarto de "mentiroso" y dijo que los peronistas "votaron todo" aquello propuesto por el radicalismo, "empezando por el presupuesto".

En la negociación con la Alianza, Alasino recordó que en una oportunidad el entonces ministro del Interior, Federico Storani, le pidió que apoyaran la reforma bajo la advertencia de que "si no votan la ley, viene (Hugo) Moyano y esto es un caos".

En reiteradas oportunidades Alasino sostuvo que el Gobierno a cargo del ex presidente Néstor Kirchner impulsó la denuncia: así lo aseguró, por ejemplo, cuando dijo que "el Gobierno puso a Rafecas ahí", a investigar el caso, y cuando recordó que el abogado del ex jefe de Gabinete Alberto Fernández era el mismo que tenía la revista TxT, donde Pontaquarto por primera vez dio una entrevista dando a conocer públicamente el supuesto hecho de corrupción.

"Los senadores nunca cobramos, no se nos sobornó ni se nos pagó", remató el ex senador.

Dejá tu comentario