Covid-19: evalúan restringir la nocturnidad y los encuentros sociales

Política

Ante el aumento de casos, desde el Gobierno no descartan reducir actividades y circulación durante la madrugada. Afectaría a comercios gastronómicos.

Los aumentos de casos por Covid-19 llevan a que tanto el gobierno nacional, provincial, y el de la Ciudad de Buenos Aires hayan vuelto a retornar los encuentros virtuales y presenciales para analizar medidas en conjunto. Con el objetivo común de no frenar “la actividad económica”, hubo un encuentro este lunes en Casa Rosada con los jefes de gabinete de los tres distritos Santiago Cafiero, Carlos Bianco por la provincia de Buenos Aires y Felipe Miguel por CABA con la participación de los ministros de Salud, Carla Vizzotti, Daniel Gollán y Fernán Quirós.

La conclusión en común fue que la segunda ola ya llegó y hay que tomar medidas. Lo de hoy fue una reunión de evaluación e intercambio de información para analizar distintos escenarios sanitarios y epidemiológicos para tomar medidas por el aumento rápido y sostenido de casos.

Mañana volverán a reunirse desde las 14 para definir las nuevas medidas que apuntan a frenar la circulación del Covid-19. Se esperan anuncios para la tarde de este martes.

En líneas generales los expertos señalan que los mayores contagios se producen por las reuniones nocturnas y familiares sin cuidados. Algunos sostienen que sería necesario restringir la circulación de 22 a 6 de la mañana. Fuentes oficiales señalaron a Ámbito que “se analizan todas las posibilidades” en referencia a diferentes medidas que se discuten.

El espíritu oficial respecto a limitar la actividad y la circulación lo reflejó la ministra de Salud, Carla Vizzotti, "se están evaluando algunas recomendaciones y medidas nacionales en relación a la disminución de la circulación de personas" pero, aclaró un punto que es muy tenido en cuenta en los despachos oficiales "cualquier medida debe tener el acatamiento y el compromiso también de la sociedad".

Es que, aunque no lo digan en on the record, el sector político sabe que sería muy dificultoso imponer un cierre muy estricto. “El recuerdo de lo ocurrido en Formosa está muy presente”, comentan en los pasillos de la Rosada. Cabe señalar que el gobernador Gildo Insfrán intentó volver a Fase 1 (cierre de la actividad comercial) y tuvo que enfrentar el rechazo de la sociedad.

Este espíritu fue el que primó para no afectar el turismo interno por el Feriado de Semana Santa, última chance para que el sector turístico muy golpeado por la pandemia pudiera facturar algo.

El definir si se cierra a partir de las 22 horas afectaría especialmente al rubro de restaurantes que ya registró más de 10.000 cierres en todo el país con una pérdida de 150.000 empleos, según informan fuentes del sector. Asimismo, desde el gobierno insisten que no se volverá a instalar el IFE aunque si utilizar y reforzar los REPRO que llegan hasta $12.000 pesos por salario.

La idea que prima por estas horas en Balcarce 50 es no frenar la actividad económica productiva en la medida de lo posible. En este punto hay coincidencia entre Nación, Provincia y Ciudad de Buenos Aires.

“La economía lleva 9 meses consecutivos de actividad creciendo. Lleva una mejora en la gran mayoría de los indicadores. Hay sectores que aún están sufriendo pero hay otros que se están recuperado de manera muy fuerte. Hemos revisado hacia el alta el crecimiento; era 5,5% la proyección en septiembre de 2020 y hoy es de 7%.”, indicó el ministro Martín Guzmán en declaraciones periodísticas. Justamente esta locomotora es la que el ala política no quiere frenar. El gobierno de Horacio Rodríguez Larreta también coincide en la necesidad de mantener lo más posible la actividad.

Así, lo expresó en declaraciones radiales este lunes por la mañana, el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, “Fue un año muy duro para las pymes de la ciudad de Buenos Aires, que generan 7 de cada 10 empleos”. Y anticipó la postura de la CABA al indicar que “el objetivo es testear, aislar y vacunar”.

“Hoy todas variables están puestas en la mesa de conversación”, aclaran fuentes oficiales a Ámbito. “Se analizan todas las posibilidades y respecto a los sectores que eventualmente se podrían ver amenazados en el desarrollo de su actividad (caso restaurantes) el Estado ya los está asistiendo con los REPRO”.

Si bien en el presupuesto 2021 no está prevista una partida específica para asistir por el tema Covid también es cierto que se pueden reasignar partidas, aclaran.

La postura del gobierno de Axel Kicillof es coincidente en no afectar la actividad. El jefe de gabinete Carlos Bianco señaló la semana pasada que “ Se están analizando escenarios en tres ejes: transporte público, nocturnidad y actividades recreativas en lugares cerrados y abiertos con mucha afluencia de gente ".

Cabe indicar que la mayor cantidad de contagios se están dando en la Ciudad de Buenos Aires y en la provincia de Buenos Aires.

La preocupación por el crecimiento de los casos y con la proximidad de la temporada de las enfermedades bronco respiratorias que suelen demandar más asistencia médica fue lo que llevó a que el sábado, Alberto Fernández se comunicara con Horacio Rodríguez Larreta. Encuentro que iba a ser presencial pero tuvo que ser virtual debido al diagnóstico positivo de COVID-19 que recibió el Presidente.

Otra de las estrategias oficiales ante el aumento de casos es reforzar la vacunación en todos los distritos y no se descarta que en la reunión de esta tarde pueda haber definiciones sobre este punto.

Dejá tu comentario