Sin cambios, Corte (en modo digital) prorroga feria hasta el 7-J

Política

Estrena firma electrónica para extender la modalidad de trabajo para el Poder Judicial. Iguales condiciones sin flexbilización en AMBA. Debuta cuarto piso "lleno".

La Corte Suprema firmó una acordada que prorroga la feria judicial extraordinaria por motivos sanitarios hasta el 7 de junio y mantiene idénticas condiciones de trabajo a la última extensión, sin cambios respecto a la actividad del Poder Judicial en la zona AMBA. Continuando con las directivas emanadas desde la Casa Rosada y con el DNU de extensión de la cuarentena ya disponible, e máximo Tribunal –por primera vez bajo firma digital- suscribió una acordada que replica lo dispuesto el 11 de mayo para todos los tribunales con competencia nacional y federal. Reitera la delegación en las Cámaras Federales en las distintas jurisdicciones de las facultades de ampliar la cantidad de causas que tramitan mientras dura el receso, y mantiene el teletrabajo con especial exclusión de cualquier personal dentro de grupo de riesgo o con cuidados de menores en edad escolar.

Entre varias otras resoluciones, los ministros Carlos Rosenkrantz, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti siguieron el criterio de idéntica sintonía con el Ejecutivo, pese al insistente reclamo de la abogacía para retomar las actividades por la vía virtual. Quedó plasmado en la Acordada 16. En estas dos semanas, se han reportado incidentes y limitaciones en los sistemas informáticos que no presumen que se puedan retomar todas las funciones de los tribunales hasta que no se flexibilice el aislamiento obligatorio.

El receso, en términos procesales y de plazos suspendidos continuará exactamente como hasta ahora con nueva fecha para el 7 de junio. Se profundiza la ampliación de facultades para las distintas Cámaras de todo el país para que arbitren la manera de ir incorporando actividades. Todo con el énfasis de aplicación de protocolos sanitarios específicos que habían sido incorporados en la acodada que extendía el receso hasta el 24 de mayo. La Corte continuará en actividad con todos sus ministros de manera remota y el personal de sus vocalías, así como de los secretarios letrados. El horario de atención al público se mantiene reducido en todas las instancias, como en una feria ordinaria.

Luego del pronóstico preocupante que arrojó la zona AMBA, y en especial la Capital Federal en la evaluación sanitaria del Gobierno, era lo más previsible que la Corte no dispusiera flexibilizar la feria y tampoco retomara –como habían planteado distintas asociaciones de abogados- una reanudación de los tiempos procesales. Se reforzó en esta acordada mantener todas las posibilidades disponibles de teletrabajo y trámite remoto de los expedientes, algo que no en todos los fueros se replica de igual manera y que está muchas veces atados a las circunstancias de estabilidad del propio software que se utiliza. La Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires también prolongó el asueto con el que viene trabajando durante la pandemia para acompañar la actividad de todos los tribunales bonaerenses.

Hasta ahora, cada Cámara fue delimitando nuevas actividades a incorporar durante la feria que viene prolongándose desde que se dispuso el decreto de aislamiento obligatorio por motivo del Coronavirus. La novedad tecnológica fue que esta acordada fue realizada íntegramente en formato digital, lo mismo que las resoluciones, algo que en otros organismos como el propio Consejo de la Magistratura, ha encontrado limitaciones. Hoy, en Talcahuano 550 se harán presentes en el cuarto piso la mayor parte de los empleados y secretarios de Corte que no estén exceptuados. Será uno de los primeros tests en orden a un intento de normalización del flujo de fallos que podrían estar disponibles en los próximos días.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario