"Cuando se intentó cambiar la Corte, se desprestigió el Presidente y la propia Corte"

Política

Ante los rumores de que en el Gobierno se analiza ampliar el número de integrantes de la Corte Suprema, el presidente del máximo tribunal, Ricardo Lorenzetti, consideró que con su composición actual "funciona bien" y advirtió que cada vez que el Congreso intentó o concretó una modificación "redundó en desprestigio para el Presidente y para la propia Corte".

"Cada país tiene su sistema, y la Corte Suprema del nuestro no es comparable con los tribunales o con cortes constitucionales de otros países. Y, además, el Congreso tiene la atribución de tomar esa decisión. Pero en la Argentina el número de ministros de la Corte fue históricamente de cinco y la experiencia política indica que cada vez que el Congreso modificó el número de jueces, lo hizo para cambiar la mayoría del tribunal", dijo Lorenzetti, consultado sobre la posibilidad de llevar a nuevo los miembros de Corte en caso de que el kirchnerismo no pueda avanzar con la designación de Roberto Carlés, cuyo pliego será tratado este miércoles en el Senado.

Y luego, remató: "Cada vez que se hizo esa maniobra, siempre redundó en desprestigio para el Presidente y para la propia Corte".

En entrevistas con los diarios Página/12 y La Nación, Lorenzetti minimizó las críticas de la presidente Cristina de Kirchner al Poder Judicial al remarcar que "ella tiene derecho a opinar", como "cualquier otra persona" pero "nosotros tenemos a derecho a decidir con independencia" y "no nos podemos dejar guiar en nuestras decisiones por lo que escuchamos o por las presiones, provengan de cualquier lado".

Sobre la postulación de Carlés para ocupar la silla que dejó vacante Eugenio Zaffaroni, Lorenzetti prefirió no pronunciarse porque, dijo, "así como nosotros reclamamos que los otros poderes respeten la independencia de los jueces, nosotros no podemos opinar" y aclaró que es el Senado el que debe emitir su dictamen con el candidato que propuso la jefa del Estado.

"Nosotros hemos sido muy claros, otra cuestión es el juego político. Lo que dijimos es sobre nuestra responsabilidad. La Corte tiene una vacante, el procedimiento constitucional es que la Presidenta nomine y el Senado lo trate. Si lo trata y lo cubre, está bien, y si no, es una decisión del Senado. Nuestra responsabilidad es que la Corte funcione", afirmó Lorenzetti tras lo que sostuvo que funcionaría "mejor" con su integración completa.

Dejá tu comentario